Copa del Rey

José Ramón Esnaola: «La Real Sociedad tiene dos grandes porteros, pero si hay que elegir me quedo con Rulli»

José Ramón Esnaola, ataviado con la ropa del Betis, en un entrenamiento del equipo./JUAN JOSÉ ÚBEDA
José Ramón Esnaola, ataviado con la ropa del Betis, en un entrenamiento del equipo. / JUAN JOSÉ ÚBEDA

Retirado del fútbol en Sevilla, el andoaindarra, ex del conjunto txuri-urdin y del Betis, augura una eliminatoria igualada que se empezará a decantar en el centro del campo

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

José Ramón Esnaola (Andoain, 1946) llegó al Betis procedente de la Real Sociedad en 1973 y se retiró como portero en el equipo verdiblanco en 1985, para pasar posteriormente al organigrama técnico del club. Jugó 207 partidos en la portería de la Real y 387 en la del Betis. Esnaola siempre ha sido recordado en Sevilla por su participación en la final de la Copa del Rey, disputada en 1977 en el estadio Vicente Calderón de Madrid entre el Betis y el Athletic. En aquella final, ganada por el Betis, se llegó a la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti y Esnaola detuvo tres a Dani, Villar e Iribar y marcó el gol decisivo de la tanda al propio 'Chopo'. Mañana se medirán sus dos equipos en el Benito Villamarín en la ida de los cuartos de final.

- El tiempo vuela. Ya lleva más de cuarenta años en Sevilla.

- Cuando vine del viaje de novios de Málaga, pasé por Utrera y por el calor dije que no vendría más a Sevilla, sólo para jugar al fútbol, pero poco después firmé por el Betis (que pagó doce millones de pesetas a la Real) y sigo en esta ciudad.

DNI
José Ramón Esnaola (Andoain, 1946).
Trayectoria
José Ramón Esnaola fue uno los grandes porteros que comenzó en la playa de La Concha. Jugó en Tercera con el Euskalduna de Andoain y pasó a la Real en 1965, donde estuvo a la sombra de Jesús Mari Zubiarrain. Tres años más tarde, cuando éste fichó por el Atlético de Madrid, ocupó la portería de la Real en la que fue titular durante cinco años. Después de jugar más de doscientos partidos con los realistas, le llegó la oportunidad de fichar por el Betis, que pagó doce millones de pesetas al club donostiarra. «Veía que cada vez era más difícil seguir como titular porque venían detrás porteros buenísimos y me pareció que la oferta bética era interesante», asegura el andoaindarra.

- Es una institución en el Betis.

- Últimamente no voy al campo pero hoy todavía siento el cariño de muchos aficionados. Ahora veo el fútbol en televisión desde que me jubilé. Han sido muchos años de fútbol, primero como jugador y luego como entrenador. Empecé a entrenar en juveniles del Betis, pasé al segundo equipo en Tercera y Segunda B y luego entrené al primer equipo en Segunda A y Primera.

- ¿Cuánto ha escocido la derrota encajada por el Betis en su visita al campo del colista?

- En Huesca el equipo no estuvo afortunado. Nadie esperaba comenzar el nuevo año cayendo ante un equipo que no había ganado ni un solo partido en su estadio, pero es la tónica de esta temporada, en la que hay mucha igualdad. No fue el día. He leído que el Betis llegó a perder 139 balones por la presión a la que le sometió el Huesca. Fue el primer partido del Betis esta temporada en la que termina perdiendo tras empezar por delante en el marcador. Pese a todo, no creo que influya en el partido de Copa.

- ¿Qué espera en la eliminatoria?

- Son dos equipos similares. Al Betis le gusta salir con el balón jugado desde atrás y a la Real, lo mismo. Eso supone asumir riesgos con tanto toque es que el extécnico de la Real, Eusebio, y Setién beben de la misma fuente, del juego de posesión de Cruyff, y la Real, todavía hoy con Imanol, mantiene esas constantes vitales como se pudo ver el otro día en el Bernabéu. Tienen grandes jugadores en el centro del campo y por ahí puede desequilibrarse la eliminatoria; quien gane esa batalla tendrá mucho ganado. Illarramendi, Zurutuza, Zubeldia, Merino, Pardo, Boudebouz, William Carvalho, Canales y Do Celso son grandes jugadores. Estoy deseando verlo.

- ¿Qué es lo que más le gustó de la Real en el Bernabéu?

- Que no se amedrentó pese a presentarse con cuatro derrotas, quiso jugar de una manera y lo logró. Disfruté de lo lindo. Yo nunca pude ganar allí con la Real aunque sí lo hice con el Betis por 0-1. Recuerdo que ganamos en Feria. Nos dio tiempo a llegar al último día de Feria. Aquello fue apoteósico porque ganar en el Bernabéu gusta a todo el mundo. Para los jugadores y técnicos de la Real seguro que ha sido un chute de autoestima y seguro que van a meter en problemas al Betis. Los cambios de entrenador no siempre son la panacea pero hay ocasiones en las que no sabes muy bien por qué eso sirve para activar a los jugadores. Es lo que le ha podido pasar a la Real.

- ¿Rulli o Moyá?

- Los dos son grandes porteros con características distintas. La Real tiene bien cubierta la portería. Rulli ha evolucionado desde que llegó a la Real, está más seguro y a mí me encanta, si tengo que elegir me quedo con él, mientras que Moyá, con una carrera más larga, tiene otras características. Ahora el portero tiene que estar en constante evolución. Nosotros no teníamos un entrenador especial, a los porteros nos mandaban a una esquina a hacer algún ejercicio para que no estorbásemos, y ahora cumplen una tarea importante.

- ¿Se respira ambiente de Copa entre los aficionados del Betis?

- La Copa es una competición que siempre ha gustado aquí en Sevilla porque la ha ganado dos veces. La gente está muy ilusionada porque el Betis tiene hoy una plantilla más larga y equilibrada que en la pasada temporada y eso le permite poder afrontar las tres competiciones con garantías. Es importantísimo tener una plantilla profunda, porque si no ocurre como nos pasó a nosotros cuando ganamos la Copa y descendimos al año siguiente porque teníamos una plantilla de solo veinte jugadores. La Real, por suerte, puede tirar de la cantera como está haciendo con éxito. Eso supone algún riesgo pero la satisfacción es enorme. Hace las cosas bien.

- ¿Por qué dice eso?

- Es que ha cambiado todo. La entrada de dinero en el fútbol puede hacer perder la cabeza a más de uno y hay que tener los pies en el suelo, hay que administrar con cabeza. La Real no lo ha hecho y el Betis tampoco. Hoy mismo he estado en las instalaciones del Betis y he alucinado con la de gente que trabaja en sus oficinas. Ha crecido una barbaridad. Por suerte, el club tiene más de 50.000 socios y ese es el mejor aval.

- ¿Qué ponemos en la quiniela?

- A mí me gustaría que ganen los dos, pero llevo cuarenta años en el Betis así que... (ríe).

 

Fotos

Vídeos