Real Sociedad

Januzaj devuelve la alegría ofensiva a la Real Sociedad

Januzaj encabeza el grupo durante un entrenamiento en Zubieta./ARIZMENDI
Januzaj encabeza el grupo durante un entrenamiento en Zubieta. / ARIZMENDI

Januzaj vuelve a jugar en Anoeta cinco meses después y aporta aire fresco y desequilibrio en el ataque | La Real Sociedad es el segundo conjunto de LaLiga que menos goles marca cuando juega como local

Axel Guerra
AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Adnan Januzaj (Bruselas, 1995) fue la mejor noticia del partido entre la Real Sociedad y el Sevilla. El internacional belga fue el que más aplausos se llevó. El realista que más peligro creó. El que más chutó. El que más amarillas forzó. El regateador más brillante. El que aportó aire fresco al ataque de un equipo blanquiazul atascado en Anoeta, donde acumula tres partidos consecutivos (282 minutos) sin marcar.

El extremo de la Real Sociedad volvió a jugar casi cinco meses y medio después ante su afición y respondió de manera notable. Lo hizo tirando de repertorio, exhibiendo su arsenal de recursos técnicos y desborde. Demostró que puede ser el futbolista que el equipo necesita para desequilibrar. Sus compañeros lo agradecieron y también Garitano, que al final del encuentro reconoció que «no esperaba este rendimiento de él después de haber jugado en Vigo hace tres días y ha aguantado todo el partido con y sin balón».

Regates, disparos...

Januzaj realizó ante el conjunto hispalense una de sus actuaciones más completas desde que la temporada pasada fichó por el equipo blanquiazul. Como es habitual en él, se situó en la banda derecha, pegado a la cal, para jugar a pierna cambiada. Resultó un incordio constante para la defensa sevillista y, especialmente, para Arana, al que desbordó en cada ocasión que tuvo oportunidad. Tanto fue así, que mediada la segunda parte Machín optó por sustituir al brasileño y dar entrada para frenar al belga a Escudero, un defensa más férreo.

Las estadísticas del partido son el reflejo de la actuación del extremo. Januzaj fue el jugador del partido que más chutó a portería (cuatro veces), el que más regates intentó (cinco), fue objeto de cinco faltas y forzó dos amarillas, unos datos que demuestran que se trata de un futbolista ofensivo al que le gusta moverse en el alambre, al que le gusta asumir responsabilidades.

Completó su actuación con una faceta en la que no suele brillar. Se implicó en defensa como nunca -realizó cuatro entradas, recuperó dos balones y despejó otro-, además de ayudar a Aritz a controlar las incorporaciones de Arana y Franco Vázquez.

Nueva sociedad

Sin velocidad en la circulación de balón, con unos futbolistas muy estáticos en fases ofensivas y con problemas para profundizar, en las últimas jornadas la Real Sociedad se había mostrado como un equipo previsible cuando tenía la posesión. Le costaba crear juego y encontrar la forma de desbordar a sus rivales.

En los dos últimos partidos Garitano ha encontrado una solución a estos problemas con la apuesta de Theo en el lateral izquierdo y la sociedad que han formado Aritz y Januzaj en la banda contraria. El francés es un jugador que gracias a su poderío físico es capaz de romper líneas en conducción, mientras que el belga y el beasaindarra se han complementado a la perfección.

Contra el Sevilla, Januzaj y Aritz fueron dos estiletes y de sus combinaciones surgieron las mejores ocasiones realistas, como en la acción que el extremo puso un balón que se paseó por el área pequeña de Vaclik y Oyazarbal no llegó a empujar por poco.

A Januzaj solo le faltó el gol

Para redondear su actuación, a Januzaj solo le faltó marcar. Pero él no es un goleador. La temporada pasada anotó cuatro tantos en los 35 partidos que disputó entre Liga, Copa y Europa League. Ante el Sevilla, en dos ocasiones estuvo cerca de estrenar su cuenta goleadora esta campaña. Primero con un chut desde la línea de fondo y luego con otro buscando la escuadra de la portería rival. Si lo hubiera conseguido, además habría acabado con la sequía goleadora del equipo en Anoeta.

El último tanto que cantó la afición de la Real Sociedad fue el que anotó Willian José para empatar el encuentro ante el Rayo Vallecano. Fue el 25 de septiembre. Desde entonces, han pasado por Anoeta el Valencia, Girona y Sevilla, ante los que los realistas no han sido capaces de marcar. Tres partidos consecutivos sin celebrar un gol en Anoeta. 282 minuto de sequía.

Los realistas suman 282 minutos sin ver portería y solo el Huesca, el colista, anota menos en su estadio

Januzaj y Aritz formaron ante el Sevilla una sociedad que a punto estuvo de romper la sequía

Esta situación no se vivía desde la 2011/12, la primera temporada de las dos que Philippe Montanier se sentó en el banquillo blanquiazul. Entonces, como ahora ocurre con Garitano, el entrenador francés llegó con una nueva propuesta futbolística. El equipo estaba en construcción y encadenó tres partidos sin ver portería en Anoeta. Fue entre las jornadas nueve, once y trece, en las que empató con Getafe (0-0), perdió por la mínima contra el Real Madrid, gracias a un tanto de Gonzalo Higuaín en los primeros compases de partido, y volvió a igualar con el Getafe (0-0). Una semana más tarde, la Real ganó al Betis en el Benito Villamarín (2-3) y enderezó el rumbo de una campaña en la que acabó en la mitad de la tabla y fue la antesala del cuarto puesto que logró al año siguiente.

Los goleadores de Anoeta

La Real Sociedad es el segundo equipo de LaLiga que menos goles marca cuando juega como local. En los cinco partidos que ha jugado en Anoeta ha anotado tres, lo que supone un gol cada 150 minutos de juego, o lo que es lo mismo, necesitan más de un partido y medio para marcar. Solo el Huesca, colista de la competición, ha anotado menos (2). El Villarreal también ha marcado tres, aunque los castellonenses han disputado seis encuentros en el Estadio de La Cerámica.

Hasta el momento, de los cinco encuentros que ha jugado en su estadio, la Real Sociedad ha marcado en dos. El primero fue obra de Aritz contra el Barcelona tras el saque de una falta. Ante el Rayo Vallecano, Bautista adelantó a los blanquiazules después de una jugada colectiva del equipo y Willian José rescató un punto de cabeza a servicio de Zaldua. Con Januzaj ha regresado la alegría ofensiva y esperemos que también lleguen los goles.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos