Real Sociedad

Januzaj y Llorente, a menor ritmo en la Real Sociedad por precaución

Llorente y Januzaj corren ayer en Zubieta. / LUSA
Llorente y Januzaj corren ayer en Zubieta. / LUSA

El extremo y el defensa de la Real Sociedad se ejercitan al margen un día después de completar por primera vez un entrenamiento con sus compañeros

A.G. SAN SEBASTIÁN.

Después de muchas semanas entrenando al margen, los jugadores de la Real Sociedad Diego Llorente y Adnan Januzaj completaron el martes por primera vez una sesión con sus compañeros, señal inequívoca de que las recuperaciones de sus respectivas lesiones iban por buen camino. 24 horas después, el central y el extremo se ejercitaron por separado en una sesión exigente en la que Asier Garitano recuperó a Kevin y contó con los canteranos Zubiaurre y Le Normand. Además, Merino trabajó en solitario junto al recuperador Alain Sola.

Poco después de las 10.30 horas, los jugadores de la Real Sociedad iniciaron el tercer entrenamiento y último a puerta abierta de la semana para preparar el choque contra el Girona el lunes en Anoeta (21.00). Entre los 17 futbolistas no se encontraban Llorente y Januzaj, que aparecieron diez minutos más tarde junto al preparador físico Iñigo Almandoz. El central apenas corrió un cuarto de hora y luego se retiró al gimnasio. El extremo, en su caso, se quedó para hacer un trabajo con mayor carga y pasada una hora se marchó al interior de las instalaciones.

En el club tienen claro que no es momento de arriesgar y prefieren tomar con precaución la evolución de los dos lesionados. El último partido que disputó Januzaj fue el 28 de junio con su selección contra Inglaterra durante el Mundial de Rusia. Desde entonces, solo ha podido completar dos entrenamiento con sus compañeros. En el caso de Diego Llorente, se rompió el peroné en la segunda jornada de Liga el 24 agosto. Tras pasar por quirófano, el central ha progresado muy bien y ha acortado los plazos de una lesión que suele recuperarse en un mínimo de dos meses. Así las cosas es complicado que alguno de los dos entre en la convocatoria para el partido contra el equipo gerundense.

Mientras tanto, el preparador físico Miguel Pérez llevó la voz cantante en una nueva exigente jornada en Zubieta para los jugadores. El ejercicio estrella fue un circuito físico que los futbolistas debían completar y terminar con una serie de remates a portería. Tenían sortear picas, saltar vallas, o levantar pesas antes de probar fortuna de cara a gol, en una suerte en la que Moyá demostró con sus paradas que pasa por un buen momento de forma.

La jornada finalizó con partidillos de cinco contra cinco en espacios reducidos en los que realistas se emplearon al máximo. Fruto de esa intensidad, hubo acciones en las que saltaron chispas y Le Normand, Sangalli, Willian José, Juanmi y Zurutuza fueron algunos de los damnificados.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos