Fútbol

Iván Campo: «Se me quedó la espina de no haber jugado en la Real»

Iván Campo, en un partido con los veteranos del Real Madrid. /TW
Iván Campo, en un partido con los veteranos del Real Madrid. / TW

El donostiarra, retirado del fútbol en 2010, vivirá con el corazón dividido el partido que jugará la Real en Mallorca este domingo

Eneko Pérez
ENEKO PÉREZ

La visita de la Real al Mallorca este domingo (Son Moix, 17.00 horas) no va a ser un partido más para Iván Campo (Donostia, 1974), exfutbolista que brilló en el conjunto bermellón en la campaña 97/98 -subcampeones de Copa y un quinto puesto en Liga con Héctor Cúper en el banquillo- y que dio sus primeras patadas a un balón en la playa de La Concha.

- Vuelve la Real a Mallorca seis años después. ¿Qué supone para usted este encuentro?

- Me hace mucha ilusión, porque ha pasado mucho desde el último enfrentamiento entre ambos. Además, lo bueno es que es la segunda jornada y no se juegan gran cosa, así que sufrimiento, poco. Vamos a disfrutar del partido.

- Pero, ¿a quién va a animar?

- (Risas) ¡Voy con los dos! Me gustaría que los dos equipos consiguiesen sus objetivos al final del curso, que son diferentes. Si todo va bien la Real va a pelear por Europa y el Mallorca va a estar en la pelea por la permanencia.

- Y el partido del domingo, ¿va a estar disputado?

- Va a ser muy bonito de ver, abierto y con dos estilos opuestos. A los dos les falta rodaje, se vio el sábado, creo que aún les quedan tres o cuatro semanas para estar a tono. Y además, el calor va a ser otro factor muy importante. Poner un partido en Palma de Mallorca en verano a las cinco de la tarde...

- No parece lo más sensato.

- No, habría que pegar un toque a quienes hacen estos horarios. Va a haber muchísima humedad y las temperaturas probablemente superen los 30 grados. Yo entiendo todo el dinero que mueven las televisiones y la importancia de esos ingresos económicos, pero no sé si es una buena idea.

- Cambiando de tercio, una Liga con el Mallorca tiene un sabor más añejo...

- Es un histórico, y ha vuelto a su hábitat. Lo que ha hecho este equipo en los dos últimos años (subir de Segunda B a Primera) ... es de un mérito enorme, impresionante. El bloque es parecido al que se formó en Segunda B hace dos años. No se han reforzado mucho, pero ahí van a estar, peleando.

- Su técnico es una pieza fundamental en esta historia...

- Vicente Moreno es un señor entrenador. Es un currante que sabe muchísimo de fútbol, tiene una idea muy clara de cómo quiere que juegue el equipo y eso se ve en el campo.

- Y a esta joven Real, ¿cómo la ve?

- El proyecto que se ha armado es muy interesante. Es un equipo muy competitivo, ya se vio el sábado en Mestalla, que estuvieron insistiendo hasta el minuto 100 y consiguieron el premio con el penalti. Tiene muy buenos jugadores que ya llevan años jugando juntos, y además está el tema de las obras de Anoeta, que están ya a punto...

- ¿Con ganas de disfrutar de un partido en el campo terminado?

- ¡Por supuesto que sí! La próxima vez que vaya a Donostia a ver a mis padres intentaré ir a un partido para ver qué tal ha quedado el estadio. A mí siempre me ha gustado la Real, y no quiero perder esa oportunidad de verles en directo.

- Hablando de eso... ¿se le quedó la espina de no haber vestido de txuri-urdin?

- Sí, se me quedó. Es una pena, pero esa opción nunca se llegó a dar. La gente debe entender lo que significa la Real: un club de cantera, de su gente, humilde... Yo en Donostia tengo a familiares y a amigos, y hubiera sido bonito. Con todo, estoy muy agradecido con lo que me ha dado el fútbol, tanto a nivel profesional como a nivel de valores humanos, que es con lo que te quedas de verdad y lo que hay que transmitir a los niños.

- En el palco de Mallorca puede que esté Steve Nash, una leyenda de la NBA.

- No lo sé, pero el éxito de este club en las dos últimas temporadas no se entendería sin su intervención y la del resto de empresarios norteamericanos que llegaron para hacer un nuevo proyecto. Si no llega a ser por ellos, esta entidad podría haber desaparecido.

- Han sido importantes en el resurgir del equipo.

- No, te diría más, importantísimos. Han hecho un grandísimo trabajo, y no lo digo solo por el dinero que han puesto. Se han interesado en todo momento en cómo se hacen las cosas aquí, quieren saber qué pasa, cómo ayudar si hay algún problema... Están realmente involucrados, no nos podemos quejar de nada, la verdad.

- Para terminar, ¿qué tal le va la vida ahora que lleva ya unos años retirado?

- Muy bien. Vivo a caballo entre Mallorca, Madrid y San Sebastián. Y sigo muy vinculado al fútbol, porque estoy metido en cosas de la Liga, en la selección española de veteranos, en el Real Madrid, en Mallorca Legends -una asociación benéfica-, soy imagen de una casa de apuestas... No paro quieto.