«Hace nada era impensable jugar en Anoeta o una final»

Irene Paredes, titular indiscutible del PSG./MICHELENA
Irene Paredes, titular indiscutible del PSG. / MICHELENA

La legazpiarra ha vuelto a casa antes de iniciar la preparación del Mundial y esta noche comentará la final en Euskal Telebista

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

Irene Paredes (Legazpi, 1991) recaló en la Real en 2008, procedente del Zarautz. Tres años después dejó Zubieta para ganar una Liga con el Athletic (2011-2016) y una Copa con el París Saint Germain, donde acumula tres temporadas y ha renovado por dos más.

- ¿Qué tal de vacaciones?

- Vacaciones entre comillas, porque solo son cinco días. Hoy llego a Legazpi y el lunes empezamos la primera concentración con la selección española. Con el equipo no logramos los objetivos. Peleamos hasta el final, pero perdimos los partidos decisivos. Pero el equipo sigue creciendo y a ver si el año que viene puede ser.

- Es que en Francia compiten con el coco de Europa...

- ¡El coco mundial! (ríe). En Francia, el Lyon es el rival a batir. En la Copa nos eliminó en cuartos por 1-0, en la Liga nos hizo cinco y en la Champions fallamos con el Chelsea, pero el siguiente partido sería ante el Lyon... El año pasado les ganamos en la Copa de Francia, a ver el próximo...

- Solo perdieron un partido en la Liga, y fue 5-0 ante el Lyon...

- Se dio un cúmulo de cosas. Ellas jugaban en casa y marcaron pronto. Cada vez que llegaron marcaron y nosotras no estuvimos bien. No estamos a tanda distancia.

- Acaba de renovar dos años más.

- Estoy a gusto aquí. El equipo se sigue haciendo grande y ambiciona ganar títulos. En tres años he ganado solo uno, pero hemos jugado varias finales. Es uno de los mejores equipos del mundo y se va a reforzar, lo que me permite seguir mejorando y aspirar a todos los títulos posibles.

- ¿Regresará al sur de Pirineos?

- (Ríe). Como dices, acabo de renovar. Mi futuro inmediato está en París, donde estoy muy contenta. No soy de pensar muy a largo plazo, aunque algún día sí me gustaría volver a casa. Pero no sé qué voy a hacer mañana, así que ya veremos en su día.

- ¿Cómo ve la final de la Copa?

- El Atlético de Madrid es favorito porque ha ganado otra vez la Liga. Pero es a un partido y la Real va creciendo y haciendo las cosas bien. Tiene opciones reales de dar la sorpresa y hacer historia.

- ¿Cuál puede ser la clave?

- La entrada al partido, sobre todo a nivel mental. Si encajas pronto, puedes bajar los brazos ante un rival superior. Creo que la Real tendrá la confianza de saber que el partido es largo y se puede marcar en cualquier momento.

- La Real ha progresado desde que en 2011 se fue al Athletic...

- ¡Mucho! Solo queda 'San' (Ramajo), con la que entré yo en la Real. El equipo ha cambiado mucho. A mejor. Hace unos años era impensable que jugara en Anoeta o llegara a una final de Copa. Pero se ha metido y tiene opciones pese a que el Atlético lleva tres años haciéndolo muy bien.

- ¿Se les puede echar el guante a Atlético y Barça?

- ¡Claro! Aunque sea difícil, porque los dos han hecho una gran apuesta económica. Han fichado bien. Cuando estaba en la Real, ninguno de los dos era un equipo fuerte. Ahora están un punto por encima a nivel de salarios e infraestructura. Es a lo que hay que tender, a la profesionalización del fútbol femenino, disponiendo de gente capacitada en los entrenamientos, los servicios médicos... Pero en todas las ligas hay sorpresas, así que ¡a por ellas!

- ¿Intuía semejante evolución?

- Hay clubes que llevan mucho tiempo intentándolo, con gente involucrada para que esto evolucione. No todos van a la misma velocidad, pero se va profesionalizando, sube el nivel, y ese trabajo tiene reflejo en la selección.

- ¿Cómo prevé el Mundial?

- Estamos con muchas ganas, porque es la segunda vez que nos clasificamos. Ya no somos el equipo novato que fue a Canadá, mejoramos en cada concentración, pero somos el equipo trece en el ranking FIFA, lo que significa que hay otros mejores y con más experiencia en las grandes competiciones. Tenemos un grupo complicado y el primer reto es pasar.

- Algo deberá hacer en el Mundial para repetir como mejor deportista guipuzcoana del año...

- (Ríe). ¡Ya me gustaría! Al Mundial vamos con toda la ilusión para intentar hacer algo bonito.