Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

El 'invitado' que no estaba invitado

Jon Trueba
JON TRUEBA

Cada persona puede mejorar su vida mejorando su actitud (Tassinnari). Tres puntazos. A dos del quinto. Rostros felices. Very well.

El fútbol es como un tobogán. Hace una semana estábamos de bajón. Hoy estamos de subidón. Hace una semana todo eran críticas, hoy todo son halagos. Hace una semana a Imanol le cuestionamos el once que puso en liza y los cambios (los hizo tarde y mal); el sábado acertó con el equipo y con los cambios. Ante el Huesca el público había mostrado su contrariedad por el fútbol que había visto. El sábado conectó, se entregó y Anoeta (la grada Aitor Zabaleta, que está siendo la admiración de todo el mundo), lo celebró a lo grande (la victoria lo merecía).

La Real necesitaba un triunfo para enjugar el mal sabor de boca que dejó el empate ante el colista Huesca y lo consiguió. En el momento más oportuno (esta liga no está para bromas) y ante el Athletic, oiga. Tenía su aquel el partido de Anoeta pero la Real fue mejor de punta a punta ante un Athletic que ofreció su peor versión desde que está Gaizka Garitano..., gracias sobre todo a un gran primer tiempo coronado con dos goles a cada cual más impactantes.

Hubo espías de la Premier en el derbi..., y la Real está tranquila con el futuro de Remiro

El segundo tiempo el once de Imanol 'jugó' con el resultado aunque la fiesta realista estuvo a punto de 'chafarse' por un 'invitado' que no estaba invitado...

Ay, Mateu, Mateu! Hay que tener ganas, como las tuviste tú, para pitar aquel 'penaltito'. ¿A que no le hubieras pitado al Madrid? ¿A que no? No me gustan, lo he escrito varías veces, los árbitros que son fuertes con el débil y débiles con los fuertes. Y tú lo eres, Mateu (su ego y su excentricidad te hacen peor colegiado de lo que te crees).

Se reivindicó, por fin, Zaldua, con una actuación impecable, llena de vigor y de acierto esta vez. Diego Llorente estuvo 'espiado' por enviados de la Premier y se mostró contundente..., y Raúl Navas realizó un partidazo. Mejoró Illarramendi, ovacionado cuando fue sustituido por Zubeldia. Merino, para no pocos el mejor, abarcó todas las zonas del campo y completó un partido de muchos quilates. ¿Zurutuza? Es mucho Zuru cuando físicamente está bien y tiene el día y el sábado lo tuvo. Zuru hace mejores a los que están a su lado y ante el Athletic se vio que la Real es otra cuando está en el once, por su verticalidad, por su sentido a la hora de superar líneas. Y es que con solo dos piezas nuevas en el once con respecto al partido ante el Huesca, Zuru y Januzaj, la Real ofreció otra cara, otra versión. Janu le dio la tarde a Yuri Berchiche e hizo las delicias de la afición (es de esos jugadores que cuando coge el balón tienes la sensación de que puede pasar algo).

El que nos dio el primer alegrón fue Oyarzabal con una actuación meritísima y un gol que resume mejor que cualquier otra cosa el jugadorazo que es (me alegro por un amigo común que tenemos). Fue un gol de perseverancia, un gol de astucia, un gol de acierto en la definición, algo que le estaba faltando en los últimos partidos. Aunque para gol, el de Willian José, un gol para internet (con ser importante el gol lo fue tanto su ejecución). Lo digo por sus movimientos tras recibir el balón casi de espaldas, girándose y soltando un zapatazo que el mismo jugador intuyó que era gol nada más salir de su pie.

Fue un triunfo indiscutible, de los que ilusionan a una afición, un triunfo que hay que valorar como se merece, un triunfo que le deja a la Real mirando hacia arriba. Da gusto verle en la clasificación a dos puntos de la quinta plaza, a dos puntos de equipos como Getafe y Alavés, calificados hasta hace bien poco como 'revelación' de la Liga, aunque tampoco hay que perder la perspectiva por haber ganado el derbi, ya que las notas se dan en junio.

P.D. El guardameta navarro Remiro viajó con el Athletic para el derbi (tiene contrato hasta el 30 de junio con los rojiblancos) pero al final no se sentó en el banquillo. Lo hizo Unai Simón. Stop. Dice Gaizka Garitano que con la nueva directiva la cosa ha cambiado y ahora Remiro es uno más en la plantilla. Stop. Me preguntan si peligra su fichaje por los realistas. Stop. En la Real están tranquilos. Confían en su palabra. Stop. El próximo martes hablaré de las últimas incorporaciones foráneas de Olabe. Stop.

 

Fotos