Borrar
El Mallorca organizó una performance disfradazos de 'demonis' (demonios) justo antes del partido en el césped de Son Moix. ARIZMENDI
El infierno no asusta tanto
El afilador

El infierno no asusta tanto

Un partido jugado entre demonios merece terminar con ventaja realista, que no se amedrenta ante el ambiente y llora los fallos de Sadiq

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 7 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un partido de ida siempre trae consigo una coartada para cada uno de los equipos: que hay un encuentro de vuelta. En clave de la Real que, además, era el visitante se puede decir que deben estar satisfechos con el resultado del mismo aunque fue ...

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios