Real Sociedad

Igor Zubeldia: «No me tomo el partido ante el Leganés como un examen»

Igor Zubeldia posa en Zubieta con varios niños de La Anunciata Ikastetxea que han visitado las instalaciones esta semana./LOBO ALTUNA
Igor Zubeldia posa en Zubieta con varios niños de La Anunciata Ikastetxea que han visitado las instalaciones esta semana. / LOBO ALTUNA

La baja de Illarramendi otorga al azkoitiarra los galones del centro del campo de la Real Sociedad, algo que no le asusta

Raúl Melero
RAÚL MELERO

La lesión de Illarramendi otorga el testigo de la sala de máquinas de la Real a un joven azkoitiarra de 21 años. Igor Zubeldia se lo toma con calma y profesionalidad. «Si juego, daré el cien por cien», asegura. Está convencido de que la Real va a ir para arriba, se deshace en elogios hacia la afición y quiere que el equipo «sea sólido y tenga el respeto de los rivales».

- ¿Preparado para jugar?

- Sí, estoy al cien por cien.

- Illarra no va a jugar y todos los focos apuntan a usted. ¿Le llega el runrún sobre que Igor es el sustituto de Asier?

- Sí es verdad que se habla mucho, pero no soy un sustituto de Asier. Creo que aquí nadie es sustituto de nadie. Si miramos las alineaciones he jugado yo solo, he jugado haciendo pareja con Asier y ha jugado él solo, así que se han dado todas las opciones con todos los resultados. Aquí estamos seis o siete mediocentros y cualquiera lo puede hacer bien.

- No me negará que el debate, sano eso sí, está en la calle...

- Yo te soy sincero. No soy de leer mucho la prensa. Casi todos los comentarios y cosas de esas te llegan, pero no me afecta nada. Yo me entreno a tope y si tengo la oportunidad de jugar, la intento aprovechar. Sé que no puedo gustar a todos, a algunos les gustaré más y a otros, menos, pero esto es así.

- ¿Tiene preferencias por jugar con algunos compañeros que con otros o le da igual?

- No pensamos mucho en eso, al menos yo. Salimos al campo a intentar hacerlo lo mejor posible y el que toma esas decisiones es el míster.

- El tiempo dirá cómo le va al equipo sin Illarra. De lo que no hay duda es de que es un jugador clave.

- No hay duda. Es un grandísimo jugador, importantísimo para este equipo, un referente. Y para mí es un honor compartir puesto con él. Puedo aprender muchas cosas. Pero como lo intento hacer de todos. De Zuru, de Luca, de Rubén, de Merino... De todos ellos.

- ¿Qué cualidad destacaría de Illarramendi?

- La facilidad de ver el juego. En cada entrenamiento me fijo en él. Somos diferentes, no hay dos jugadores iguales y todos intentamos mejorar aprendiendo de los demás.

- Solo tiene usted 21 años, pero está siendo muy importante para el equipo.

- Tengo que agradecer a Imanol porque, efectivamente, he jugado con él ocho partidos y cinco de ellos enteros, así como a Asier Garitano, que confió en mí y tuve mucho protagonismo con él. Por eso, este partido no es ningún examen para mí.

- Lleva ya más de cincuenta partidos en la élite...

- Por eso lo digo. Además, a modo de anécdota, me han comentado que si juego mañana supero ya los minutos de la temporada pasada, así que eso quiere decir algo. Cada vez tengo más confianza, me noto que cada vez soy mejor jugador y veo que voy progresando día a día.

- ¿La vorágine de la Primera División permite ese progreso?

- Sí, por supuesto. Al final venimos a Zubieta cada día y pasamos muchas horas con esa intención. En mi caso, me centro en mejorar en todo: en defensa, en ataque, en la técnica individual, en el aspecto mental con el coach que tenemos...

- ¿Cambia la forma de afrontar los partidos desde su debut hasta ahora?

- Sí, sí. En los primeros partidos todo o casi todo era nuevo y eso te hacía tener algún miedo o duda. No es lo mismo venir a jugar un partido aquí a Zubieta con mil quinientas personas que ir a Anoeta con veintipico mil o a otros campos con casi cincuenta mil, ¿no? Antes de cada partido sigo teniendo ese punto de tensión, pero controlado, e incluso en el tema de confianza estoy más tranquilo y confío más en mis posibilidades.

- ¿Y su forma de jugar cambia?

- Pienso que no.

- ¿Ayuda que haya tanta gente joven compartiendo vestuario?

- Cuando subí al primer equipo me tocaron pesos pesados como Xabi Prieto, De la Bella, Charly Martínez... Y ahora hemos coincidido varios jugadores que estábamos en el Sanse, que lo hace todo más fácil.

- Llega el Leganés. Pero no hay enemigo pequeño...

- Da igual en qué posición estás, cada partido es un reto muy duro, da igual quién sea el contrario. Tendremos que hacer nuestro mejor juego, dar nuestra mejor versión a ver si podemos quedarnos con los tres puntos.

«Es un honor compartir puesto con Illarra. Es un jugador importantísimo, todo un referente»

«Cada vez tengo más confianza y noto que con el paso del tiempo soy mejor jugador»

- ¿Qué me dice de Yossouf En Nesiry? Ha marcado cinco goles de los últimos seis del 'Lega'.

- Le conocía del Málaga. Está marcando muchos goles, así que tendremos que estar atentos.

- ¿Qué tal ha ido la semana de entrenamientos?

- Normal, nada especial. Estamos entrenando con ganas de que llegue el partido de mañana y salir a por los tres puntos.

- Si derrotan al Leganés, ¿harán bueno el punto de Valencia?

- Así es, haría bueno el punto que conseguimos contra el Valencia. No lo veo como un mal resultado, porque en la primera parte estuvimos bien y en la segunda nos costó un poquito más. Ellos estuvieron mejor. Así que fue un buen punto y si ganamos al Leganés, mejor.

- ¿Cree que se ha valorado poco el empate en un campo como Mestalla?

- Pienso que puede ser porque si hubiéramos ganado, habríamos dado un salto muy grande en la clasificación. Nos metíamos en Europa. Al final, la gente quería eso pero nos tenemos que quedar con el empate, que es un buen resultado.

- Si ganan mañana harían siete de nueve puntos en los últimos tres encuentros. Un buen botín.

- Sí, sin duda sería una muy buena racha. En lo que llevamos de año no hemos perdido ningún partido con Imanol y si ganamos al Leganés nos pondríamos muy bien en la clasificación, así que saldremos a por todas.

- Están a cuatro puntos de Europa League y a seis de Champions.

- Estamos bien. Si ganamos, a ver qué resultados se dan, nos pondríamos en una muy buena posición. Pero no merece la pena pensar que es una final, sino que es un partido más donde vamos a poner todo de nuestra parte para ganar.

- Tiene claro que hay que mirar hacia arriba ¿no?

- Está muy bien entrar en las plazas que dan derecho a ir a Europa o quedar lo más arriba posible, pero tenemos que tener como reto ser un equipo sólido, que sabe a lo que juega y que nos tengan respeto. Y por supuesto contentar a la afición.

- Hablando de la afición, ¿le da tiempo de disfrutar con la grada Zabaleta animando sin parar?

- Cuánto canta la Aitor Zabaleta... Se te ponen los pelos de punta. Llega un córner y casi estamos pensando cómo celebrar el gol. Es muy bonito ver a toda esa gente cantando, apoyando y animando sin parar.

- Ya ni nos acordamos del Anoeta con pistas...

- Es que es completamente diferente. Era un acampo muy abierto y había tanta distancia que el aliento de la gente se perdía. Ahora es una gozada ver de cerca a la gente.

- Le ha tocado vivir el cese de Garitano. ¿Qué sintió?

- Ya viví el año pasado la destitución de Eusebio y este año me ha tocado la de Asier.

- ¿Le sorprendió?

- El fútbol, son los resultados y si no sacas los puntos que quieres, estás ya en la picota. Cada entrenador tiene una idea de fútbol diferente y ahora estamos a gusto con él, pero como estábamos también con Asier.

- Oiga, Imanol un martes sigue afónico...

- (Ríe). Sí, es su estilo. Aprieta mucho pero es por nuestro bien. Nos viene muy bien para estar centrados en todo momento.

- ¿El momento de mayor subidón de la temporada?

- A título personal, el derbi de San Mamés. No puedo describir lo que sentí. En lo colectivo, el derbi de Anoeta y el triunfo en el Bernabéu.

- La Real se clasifica para Europa. ¿Un campo para jugar?

- No sé. Me daría igual aunque en Old Trafford por ejemplo me haría mucha ilusión.

- Ha sido llegar para la entrevista y se le han abalanzado un grupo de niños.

- Sí (Sonríe). No hace mucho yo también pedía autógrafos así que como para no pararme.

- ¿A quién le pidió ese primer autógrafo?

- Me saqué una foto con Charly Martínez. Aún la guardo. Con Xabi Prieto también.

Más