Real Sociedad

El ictus sufrido por Sangalli marca el estreno en la Copa

El ictus sufrido por Sangalli marca el estreno en la Copa
LUSA

Está ingresado en el Hospital Donostia, evoluciona bien y el equipo quiere darle hoy una alegría

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN

Luca Sangalli sufrió ayer por la mañana un ictus de carácter leve cuando se encontraba haciendo un examen en la facultad que la Universidad de Mondragón tiene en Hernani. El jugador de la Real Sociedad fue trasladado en ambulancia al Hospital Donostia, donde quedó ingresado en la unidad de Ictus. Evoluciona de forma favorable, a la espera de que en las próximas horas sea sometido a diferentes pruebas que determinen las posibles causas y el periodo de recuperación que tiene.

Sangalli, que se estrena esta temporada en el primer equipo, estaba realizando un examen a las 6.30 horas correspondiente al máster de Ingeniería Industrial que cursa en la Universidad de Mondragón. Al jugador le habían citado a esa hora temprana para tener tiempo suficiente para poder entrenarse después en Zubieta, donde estaba citado junto a sus compañeros para celebrar la última sesión antes de viajar a Vigo, donde la Real Sociedad se estrena esta tarde en la Copa a partir de las 16.15 horas.

El jugador donostiarra empezó a sentir mareos en el transcurso del examen. Lo quiso achacar a que no había desayunado, quizás tener el estómago vacío podía afectarle, por lo que pidió permiso para picar algo y ver si mejoraba. Pero ni por esas. Sangalli empezó a perder la visión y a sentir sudores fríos, estaba mareado, por lo que fue entonces cuando telefoneó al médico del primer equipo, Javier Barrera.

Sangalli le trasladó cuáles eran sus sensaciones, lo mal que se encontraba, y el doctor no dudó: solicitó una ambulancia y se personó en la facultad.

Los servicios sanitarios exploraron al jugador in situ y decidieron evacuarlo al Hospital Donostia, donde quedó ingresado.

La noticia no trascendió hasta bien entrada la tarde cuando la Real emitió un escueto comunicado: «Luca Sangalli ha sufrido esta mañana un ictus de carácter leve. Actualmente está ingresado en la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Donostia, pendiente de evolución y de completar estudio».

Desde ese momento se sucedieron las muestras de apoyo al jugador. El Eibar, el Athletic, el Sevilla y el Alcorcón -club éste donde juega su hermano Marco-, entre otros, le desearon una pronta recuperación. También el rival de esta tarde que en su cuenta de Twitter señaló todo «el cariño y la #afouteza del celtismo para Luca Sangalli. Esperamos verte muy pronto disfrutando de nuevo en los terrenos de juego».

Por el momento y a la espera de ver cómo evoluciona, no hay fecha de vuelta. Es obvio que la Real no va a tener ninguna prisa, que va a actuar con toda la cautela que precisa una lesión cerebrovascular como ésta, que se produce por la obstrucción del flujo sanguíneo de una arteria lo que origina una disminución del riego sanguíneo en esa parte del cerebro.

Rotaciones

El donostiarra, de 23 años, ha jugado seis encuentros en lo que llevamos de campeonato doméstico, cuatro de ellos como titular, el último en la derrota por dos goles a cero ante el Atlético en el Wanda en el que sufrió un fuerte golpe en la cabeza como consecuencia de una peligrosa entrada de Savic. El propio Sangalli compareció el lunes en Zubieta y aseguró que «en el momento (de la acción) no me percaté de cómo había sido. En la repetición sí parece más de lo que fue». Fuentes médicas consultadas aseguran que el golpe recibido en el Wanda no tendría por qué tener relación con el ictus leve sufrido ayer.

A la espera de ver cómo evoluciona Sangalli y con el susto en el cuerpo, la Real se estrena en la Copa con el objetivo de brindar el triunfo a Luca Sangalli. El club txuri-urdin ya sabe lo que es ganar esta competición, la última en la 1986/87 con John Benjamin Toshack en el banquillo después de derrotar al Atlético de Madrid en los penaltis. Ha llovido mucho desde entonces y la afición blanquiazul quiere volver a ilusionarse en este torneo en el que hace cuatro años a punto estuvo de meterse en la final, pero el Barça del 'Tata' Martino despertó a los blanquiazules del sueño de disputar una final. Ese es el objetivo de la Real, de la mano de un técnico que otorga mucha relevancia a esta competición. En la última edición, Garitano llegó a semifinales con el Leganés después de eliminar al Real Madrid, entre otros.

El partido de esta tarde servirá para ver el rendimiento de jugadores que apenas han gozado de minutos esta temporada o que vuelven tras recuperarse de sus respectivas lesiones. También como lavado de imagen para hombres que fueron sancionados por el comité por acciones con poco espíritu de equipo.

Rulli, Llorente, Theo, Juanmi, Sandro o Januzaj podrían tener su oportunidad en Balaídos si lo considera Garitano. El guardameta volverá a estar bajo palos después de ser relegado al banquillo tras un inicio de temporada no muy acertado.

También Theo tendrá la oportunidad de redimirse tras su bofetada a destiempo a Musto. Desde entonces se le ve totalmente implicado con el equipo y se deja la piel en cada entrenamiento.

A quien más apetece ver sobre el terreno de juego es a Adnan Januzaj. El extremo belga ya dispuso de unos pocos minutos contra el Atlético en el Wanda y el jugador con más clase y magia de la plantilla arde en deseos de demostrar su calidad y su fútbol a una afición que le echa mucho de menos en cada jornada. Diego Llorente también podría volver a un once después de la lesión que sufrió en Butarque que le llevó a pasar por el quirófano.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos