Real Sociedad

Hora de elegir un camino

Garitano se dirge a sus jugadores en un entrenamiento en Zubieta, con Héctor Moreno, Pardo y Gorosabel a su alrededor./J.M. LÓPEZ
Garitano se dirge a sus jugadores en un entrenamiento en Zubieta, con Héctor Moreno, Pardo y Gorosabel a su alrededor. / J.M. LÓPEZ

Garitano cuenta con 21 jugadores y tres porteros. ¿Son suficientes para encarar la Liga y la Copa? La Real Sociedad conoce hoy el alcance de la lesión de Merquelanz y si va a poder hacer un fichaje para suplir su baja

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

La Real Sociedad conocerá hoy el alcance exacto de las molestias en el aductor que llevaron a Willian José a abandonar antes de tiempo el partido en Ipurua y también de qué grado es la lesión que sufre Martin Merquelanz en su rodilla derecha. En función de si éste es baja para mucho tiempo o no, la Real Sociedad sabrá si tiene la posibilidad de volver a zambullirse en el mercado de jugadores.

Si se confirman los peores augurios, los que apuntan a que Merquelanz tiene para meses de recuperación, la Real, una vez cerrado el mercado de verano, podría plantearse fichar. Eso sí, la reglamentación reduce el margen de maniobra al mercado estatal, ya que los periodos hábiles que permite la FIFA para la realización de operaciones entre futbolistas de distintas asociaciones se hallan cerrados. El mercado veraniego se clausuró el 31 de agosto y el de invierno no se abrirá hasta diciembre.

De hecho, la opción de suplir a un jugador lesionado es una disposición extraordinaria de la Liga de Fútbol Profesional que permite a un club dar la baja federativa a un futbolista cuyo periodo de recuperación sea superior a los cinco meses y sustituirlo por otro. Éste debe jugar en el fútbol español y la operación debe ser acordada por ambos clubes, ya que no se le puede fichar mediante el pago de su clásusula de rescisión. No entran en esta norma las lesiones que se produzcan con el periodo de fichajes abierto, que deberán ser cubiertas dentro del mismo. Asimismo, sí se puede contratar a un extranjero que se encuentre en paro, ya que lo que queda prohibido es la transferencia entre distintos países.

Sin el lesionado Diego Llorente, la Real solo cuenta con tres centrales

Conocida la (más que posible) lesión de Merquelanz y los plazos de su recuperación, la Real Sociedad tendrá que tramitar su baja federativa por lesión de larga duración para poder inscribir al nuevo futbolista. Para ello debe emitir un informe de lesión al comité médico de la LFP, un tribunal que validará el plazo de recuperación como superior a cinco meses y dará luz verde a un fichaje extraordinario. A partir de entonces, el club dispondrá de un periodo de 15 días hábiles para inscribirle.

El refuerzo ¿atrás?El margen de maniobra que tiene la Real para reforzarse es muy limitado. Sobre todo porque en Anoeta tienen claro que el futbolista que pudiera llegar debe estar al nivel de un conjunto como el blanquiazul. Aunque, lógicamente, aún no se han dado pasos en ninguna dirección, la primera posición que podría reforzarse sigue siendo la de central pese a jugar Merquelanz de extremo. El club ha trabajado hasta las últimas horas del cierre del mercado de verano para firmar un defensa central que finalmente no ha llegado porque no ha cuajado la posibilidad de hallar un jugador ofrezca prestaciones similares o mejores a los que hoy pueden jugar en el centro de la zaga. Pero las urgencias siguen siendo las mismas desde que Llorente se lesionó para los próximos tres meses y la Real va a tener que tomar una nueva decisión de peso. Deberá decidir si afronta como mínimo los próximos cuatro meses con tres defensas centrales -Aritz, Navas y Héctor Moreno- y con la posibilidad de retrasar a Zubeldia. Que la defensa haya sido una de las líneas más discutidas en este arranque de Liga no ayuda a tranquilizar y objetivar el debate. Parece que Aritz y Navas están destinados a ser la pareja titular, pero ninguno ha alcanzado el rango de indiscutible hasta la fecha. Y Moreno no termina de dar un paso al frente.

El club abre una nueva etapa tras las marchas de jugadores de peso en los últimos años

Nueva etapa. Sin Odriozola, Iñigo, De la Bella, Xabi Prieto, Vela, Canales y Agirretxe, el cambio de técnico y de sistema obliga a enfrentarnos a lo desconocido, a comprobar si los 24 futbolistas que tiene hoy Asier Garitano son suficientes o no para encarar los doce-catorce partidos que afrontará la Real hasta que se vuelva a abrir la posibilidad de firmar jugadores en el mercado de invierno. La tarea es peliaguda para el club y el técnico en un momento en el que toca abrir una nueva etapa tras superar la fase de transición del bloque que tocó techo llegando a la Champions. La calidad que atesora la plantilla es grande, pero a su vez la juventud de gran parte de sus efectivos hace que sea imposible prever los tiempos de su evolución. ¿Ha perdido potencial la plantilla respecto a la pasada temporada? El tiempo lo dirá pero el nivel de la plantilla sigue siendo suficiente para competir en cada partido. No hay más que echar un vistazo a los jugadores que no están entrando en el once que más ha utilizado Garitano: Moyá sería indiscutible en cualquier portería de la Liga que no sea el Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid; Zurutuza es uno de los pilares; Merino es internacional sub21...

Competencia en todos los puestos. A la espera de que la Real sepa si puede fichar o no y si decide agotar la posibilidad de cubrir esa baja, Garitano cuenta con 24 futbolistas. Rulli y Moyá van a competir cada semana por la titularidad. En los laterales, la Real apuesta por la juventud. Zaldua es indiscutible en la derecha por su profundidad y capacidad de desborde y Gorosabel es su sustituto.

En la izquierda, la apuesta es Theo, al que todavía se le espera, especialmente en defensa. Está cometiendo graves errores y el equipo lo está acusando. El club sigue teniendo confianza en Kevin Rodriguez, al que ha querido retener, y por lo que ha abierto la puerta a De la Bella.

En el centro del campo todo pasa por conseguir encajar a Illarramendi, Zubeldia, Zurutuza, Pardo, Merino y Sangalli. Dar con la combinación que permita que Illarramendi siga siendo el jugador que identifique el estilo reconocible de la Real es el reto de Garitano. Zurutuza seguirá siendo el jugador que da equilibrio a este equipo y Pardo, en su octava campaña tras su estreno en Primera, se ha ganado el derecho a entrar en la rotación. La confianza en Zubeldia es plena y está por ver al mejor Merino, que no termina de tener continuidad por las molestias físicas que le persiguen al acusar la falta de minutos en el Newcastle.

Arriba, la principal característica del ataque realista vuelve a ser la calidad invididual de muchos de sus componentes, futbolistas especialmente hábiles en acciones de uno contra uno y verticales como Oyarzabal y Januzaj. Una de las grandes virtudes de la Real será la movilidad de sus jugadores en campo contrario, caso de Juanmi o Sandro. A Garitano le gustan los delanteros que crean confusión, los que dejan espacios libres para la incorporación de los volantes o los laterales, y por eso no le gustan los jugadores que tienden a actuar en una zona concreta.

Todo girará en torno a Willian José y está por ver qué papel desempeña Sandro. Su velocidad, instinto goleador y capacidad para atraer a los rivales pueden permitir que el ariete brasileño juegue más liberado. En el momento que Januzaj supere las molestias de rodilla y se ponga al ritmo de sus compañeros se podrá ver qué Real maneja Garitano.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos