Takefusa Kubo aterrizó este lunes en Hondarribia sobre las 20.30 horas y fue recibido por Roberto Olabe y Erik Bretos, que le trasladaron al Hotel Costa Vasca. / J.M. LÓPEZ

Real Sociedad

«Hola, ¿qué tal? Soy Take»

El japonés recaló este lunes en Hondarribia

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

Takefusa Kubo ya está en su nueva casa. El japonés aterrizó este lunes en Hondarribia sobre las 20.30 horas procedente de Madrid y fue recibido por el director de fútbol de la Real Roberto Olabe y Erik Bretos, su mano derecha, antes de ser trasladado en el propio coche de Olabe al Hotel Costa Vasca, donde se hospedará durante los próximos días mientras encuentra una casa a su gusto. Kubo arribó junto a su madre y se presentó ante los curiosos con una célebre frase en la zona de llegadas del aeropuerto de Hondarribia. «Hola, ¿qué tal? Soy Take». La educación japonesa por bandera.

El nipón, tal y como ha venido contando este periódico durante los últimos días, firma con la Real hasta 2027 y el club txuri-urdin desembolsará al Real Madrid 6 millones de euros por el 50% de los derechos del jugador. O lo que es lo mismo, recaudaría el 50% de la plusvalía de una futura venta. En Chamartín también se guardan el derecho al tanteo, por lo que podría recuperar al jugador presentando la misma oferta que realice un tercer equipo. Es decir, si un club potente de Europa quiere fichar a Kubo dentro de unos años por 50 millones de euros, de los 44 millones 22 irían a parar al Real Madrid y el resto a la Real. La cláusula de rescisión asciende a 60 millones de euros, la misma que la de los dos primeros fichajes, Mohamed-Ali Cho y Brais Méndez.

Los datos

  • Datos. Takefusa Kubo, Kawasaki (Japón), 4 de junio de 2001. 1,73 metros y 67 kilos.

  • Negociación. La Real paga al Real Madrid 6 millones de euros por el 50% de los derechos, mientras que los blancos tienen un derecho de tanteo. Firma como txuri-urdin hasta 2027 y tendrá una cláusula de 60 millones de euros.

  • Trayectoria deportiva. Inició su carrera en el Tokyo FC y en 2019 fichó por el Madrid. Acumula cesiones en el Mallorca, Getafe y Villarreal desde entonces. Pasó por La Masia.

Las próximas horas de Take en Donostia serán ajetreadas, toda vez que a primera hora de la mañana ha pasado el pertinente reconocimiento médico en Policlínica Gipuzkoa. Ya por la tarde Kubo se desplazará hasta las oficinas del Reale Arena para firmar un contrato para las próximas temporadas. La Real estrenó este lunes por la noche cuentas en japonés en sus redes sociales para abrirse al mercado nipón.

Sin embargo, el extremo derecho no conocerá las instalaciones de Zubieta, a sus nuevos compañeros y a Imanol Alguacil hasta este miércoles, cuando realizará su primer entrenamiento como nuevo jugador txuri-urdin. La llegada del japonés estaba prevista para el fin de semana después de que las negociaciones habían llegado a buen puerto, pero un proceso febril pospuso los planes del club. Parece pronto para que pueda debutar el sábado ante el Borussia Monchengladbach, aunque no está descartado.

Take Kubo ha sido presentado en el Palacio de Miramar de San Sebastián en un acto privado con la prensa. Después se trasladará al Reale Arena para dar su primera rueda de prensa como txuri-urdin (13.30 horas). Por la tarde, el japonés acudirá junto a las otros dos fichajes, Brais Méndez y Cho, a la tienda oficial del club situada en los bajos del estadio para recibir a los aficionados.

Tira y afloja con el Madrid

La operación, en todo caso, es fructífera para la Real, que quería conseguir traspasado a Kubo a todos los efectos, aunque ambas partes estaban convencidas de llegar a un acuerdo. La Real Sociedad pagará en cómodos plazos. El Real Madrid, pese a todo, no se quería desprender al completo del jugador, pero las buenas relaciones de Jokin Aperribay y Roberto Olabe con el Real Madrid han terminado por desbloquear la operación. Imanol Alguacil, según ha podido saber este periódico, está encantado con todos los fichajes y, como suele decir habitualmente, entiende que tiene la mejor plantilla posible.

El club decidió no renovar a Januzaj y vendió a Portu por 3,5 millones de euros al Getafe, pero se ha movido rápido para incorporar a Cho, Brais y Kubo. Eso sí, la dirección deportiva que comanda Roberto Olabe ha tenido que rascarse el bolsillo puesto que desde Anoeta se han desembolsado ya 31 millones de euros en tres fichajes; 11 por Cho, 14 por Brais y 6 por Kubo.

94 partidos en Primera

La Real ha fichado con Take Kubo un jugador joven, pero que también tiene experiencia en Primera División puesto que ha disputado 94 partidos en la categoría. Al igual que el primer fichaje, Mohamed-Ali Cho, el japonés apunta a partir desde el costado derecho, toda vez que con las salidas de Januzaj y Portu no había jugadores en esa demarcación. Sin embargo, si bien Cho es un futbolista físicamente imponente, que necesita el espacio para correr y hacer daño, es vertical con balón y tiene un tren inferior musculado, Kubo es todo lo contrario. No porque sea débil, sino porque el nipón prefiere recibir el balón al pie y encargar una vez tiene el esférico en su posesión. Del mismo modo, a Kubo le gusta caer por los carriles centrales con intención de asociarse con sus compañeros. El extremo lleva la pelota cosida al pie, pero es capaz de jugar a pocos toques. Con Silva, Merino, Brais Méndez y en menor medida Isak, se va a poner las botas.

Del mismo modo y aunque no es tan habitual en él, también puede jugar de delantero centro. Kubo ya es internacional absoluto y acumula encuentros con Japón partiendo como falso nueve, algo menos probable al tener por delante a Isak y Carlos Fernández. Disputó el pasado verano los Juegos Olímpicos con Japón pero no pudo conseguir medalla al caer derrotado en la lucha por el bronce ante México.