Sorloth alza a Kubo al celebrar ayer uno de los dos goles que marcó ayer la Real en Anoeta. / J.M LÓPEZ

EL AFILADOR

No nos gustan los thrillers

Va perdiendo sentido la frase «ganar sufriendo sabe mejor», porque la Real merece muchos días acabar con más diferencia de goles y es incapaz de hacerlo

RAÚL MELERO

Jugamos como nunca. Sufrimos como siempre. Está siendo la seña de identidad de la Real. Antes era el 1-0 en casa. Ahora no hemos cerrado la portería en ninguno de los partidos que ha disputado el conjunto de Imanol en el Reale Arena (Barcelona. Atlético. Omonia y Espanyol) y en días como ayer las manos de Remiro salvan un punto. Es increíble

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores