Real Sociedad

Guevara tiene una propuesta del Alavés para jugar en Primera

Merino, Guevara y Sandro, en un calentamiento en Anoeta. / MICHELENA
Merino, Guevara y Sandro, en un calentamiento en Anoeta. / MICHELENA

La Real le hizo en octubre una oferta para ampliar el año de contrato que le queda pero fue rechazada y hasta marzo no se retomaron los contactos

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

Con las renovaciones de Zaldua y Navas acordadas a la espera de la rúbrica final, otro de los realistas que concluye contrato en 2020 es Ander Guevara, aunque en su caso aún no tenga la condición de jugador del primer equipo. Sin embargo, su debut en marzo con la Real causó sensación y el interés que suscita su futuro es importante. Pues bien, a falta de trece meses para que venza su contrato aún no ha renovado y estas dificultades para ampliarle su vínculo como txuri-urdin se deben a que cuenta con una atractiva oferta del Alavés para jugar en Primera.

El pasado 26 de marzo este periódico ya informó de que el conjunto babazorro le seguía muy de cerca sus pasos, pero la realidad iba más allá y le ha presentado una propuesta para integrarse en el primer equipo alavés. Guevara, de 21 años, es natural de Vitoria y militó en los equipos infantiles del Alavés antes de que la Real Sociedad lo fichase para jugar en Zubieta en cadetes. Eran otros tiempos, porque el cuadro albiazul estaba en Segunda B y el blanquiazul había regresado con fuerza a Primera División.

Desde entonces fue escalando peldaños en las categorías inferiores de la Real con una generación de oro en la que compartió vestuario con Oyarzabal, Zubeldia y Aihen, entre otros. Haber llegado a debutar en Primera con ellos tan cerca ha sido muy especial para él.

El caso es que el Alavés ha movido ficha esta temporada para recuperar a un futbolista de su territorio. La pasada campaña fue uno de los más destacados del Sanse. Indiscutible con Imanol en el centro del campo, alcanzó los 2.700 minutos en Segunda B y llamó la atención de los ojeadores de la categoría. Después de dos años parecía que su ciclo en el filial había concluido y se pensaba en una cesión mediante la que pudiera seguir progresando. Pero la llegada de Olabe, poco partidario de este tipo de préstamos con los jóvenes, hizo que se quedara un año más en el Sanse para que estuviera en la órbita del primer equipo.

Su intención es quedarse

Con el inicio del curso el director de fútbol realista trasladó a Bahía Internacional, su agencia de representación, una oferta de renovación. Como ya ha publicado este periódico ese movimiento se produjo en octubre pero la propuesta fue rechazada por el entorno del futbolista al considerarla insuficiente. Los contactos entre las dos partes quedaron interrumpidos varios meses.

La situación cambió a raíz de su debut en Primera División el pasado 15 de marzo ante el Levante en Anoeta. Imanol tenía la baja por lesión de Illarramendi y Zubeldia estaba sancionado con cinco amarillas. Tenía la opción de alinear a Pardo de 'cuatro', pero optó por darle la alternativa a un chaval de su plena confianza que había absorbido sus ideas tácticas durante dos años. A pesar de tratarse de su debut, cuajó un brillante partido en el que destacó por su descaro y atrevimiento en ataque y por su solvencia defensiva. Con balón siempre miró hacia adelante con precisión para romper líneas, y sin la pelota vigiló bien a los rivales descolgados y consiguió muchas recuperaciones.

En fechas inmediatas a su estreno en la máxima categoría la Real trasladó a su agencia el interés por retomar las conversaciones para su renovación. Desde entonces las negociaciones permanecen abiertas sin que se hayan producido grandes novedades.

La Real Sociedad juega la baza de que tiene su posición muy bien cubierta con Illarramendi y Zubeldia, dos de las piezas más importantes de la plantilla, por lo que considera que tiene otras situaciones más urgentes que atender. No obstante, sabe que está ante un jugador de mucho futuro en el que ha invertido seis años en su formación, y quiere seguir contando con él más allá de 2020.

Guevara también quiere quedarse. Es su primera opción. Valora mucho el tiempo que ha pasado en Donostia y la apuesta del club por la gente joven. Sabe que hay un proyecto atractivo de futuro con chavales que puedan dar mucho y quiere participar de él, aunque no lo hará a cualquier precio.

Más noticias