Copa de la Reina

Granada se tiñe de blanco y azul

La afición de la Real Sociedad en Granada. /Lobo Altuna
La afición de la Real Sociedad en Granada. / Lobo Altuna

Cientos de aficionados de la Real Sociedad ambientan con sus colores Granada antes de la esperada final de la Copa de la Reina

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN

Desde primera hora de la mañana de este sábado se ha podido ver multitud de aficionados realistas en cualquiera rincón de Granada que no han dudado ni un solo instante en viajar hasta aquí para ver la final de la Copa de la Reina. Daba lo mismo porqué lugar de la ciudad pasees. Doblas cualquier esquina y por ahí aparece una camiseta txuri-urdin. En cambio, sí que ha costado encontrar camisetas rojiblancas. Y es que la afición blanquiazul gana por goleada en las calles granadinas.

A las primeras personas que nos hemos encontrado en el Mirador de San Nicolás ha sido a varias exjugadoras de la Real. Aintzane Encinas, Maialen Zelaia o Larraitz Lucas se han acercado hasta este emblemático emplazamiento para ver desde una posición privilegiada la majestuosa Alhambra. «Va a ser un día muy especial y un partido histórico. Hace unos pocos días todavía no era consciente de que iban a jugar una final, ahora, a pocas horas de jugarla, ya estamos un poco nerviosas. Esta final va a a tener una gran repercusión y para la sociedad en general es muy importante que el equipo femenino vaya hacia adelante y puede darnos muchas alegrías, empezando por la de esta noche», manifestaba Zelaia.

También se encontraban por allí José Manuel Etxabe, Unai Gazpio e Igor San Miguel, extécnicos de la Real que en diferentes momentos han ocupado el banquillo realista. «Es la cita más importante del equipo desde hace años y no podíamos faltar. Granada es una ciudad impresionante y además no dejamos de ver a gente con la camiseta de la Real. A ver si el día termina por todo lo alto con la Copa en nuestras manos y podemos celebrarlo por la noche, aunque hoy volamos muy prontito de vuelta a San Sebastián. Ganemos o perdamos, la temporada que ha hecho la Real ha sido increíble. Cuando yo dirigía a la Real solo conseguimos llegar a semifinales y siempre nos tocaba el Barça», aseguraba San Miguel.

La peña Maite Taldea

Dejamos el Mirador de San Nicolás para callejear por el barrio del Albaicín, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984. En la carrera del Darro nos topamos con cinco aficionadas realistas de la peña Maite Taldea. Ellas son Elena, Marimar, Maite, Irune y Jaione. «Llegamos el viernes después de hacer escala en Madrid. En el vuelo coincidimos con el padre y la hermana de Kiana Palacios, que venían directas desde California tras catorce horas de vuelo. Una vez en el hostal de Granada también nos encontramos con los padres de Marta Cardona. Por la noche salimos a tomar unas cervezas y nos tropezamos con la ama de Maddi Torre. Hay un ambiente fantástico. Siempre viajamos para apoyar a los chicos, pero este fin de semana no podíamos perdernos la final de la Copa. Hay que estar con las chicas. Antes de que jugasen el partido de semifinales contra el Sevilla en Anoeta, nosotras ya teníamos el hostal reservado por si acaso». A pocos metros de las realzales de la peña Maite Taldea, nos topamos con María, Ane, Maribel e Irati. «Volamos con el equipo y estamos disfrutando cada minuto de este gran fin de semana. A ver si esta noche podemos ponerle el colofón llevándonos la Copa de vuelta a Donostia. Hemos visitado el casco histórico y ahora vamos a picar algo. Después iremos a la 'fan zone', donde nos vamos a reunir con el resto de aficionados y peñas de la Real»

Una odisea en autobús

Más de mil aficionados se han desplazado desde San Sebastián hasta la capital nazarí. Entre ellos se encontraba un autobús repleto hasta los topes de la peña Txirritako Txuriurdinak, que salió desde Donostia en la madrugada del viernes para llegar a Granada este mediodía. Coincidimos con ellos en la Plaza del Carmen, donde se encontraba expuesta la Copa de la Reina. «Ha sido un viaje duro de más de once horas de autobús, pero no podíamos fallar a nuestras chicas. Se merecen todo. Hemos podido dormir algo durante la noche, pero en cuanto ha salido el sol ha resultado imposible echar una cabezada. Ahora vamos a dar una vuelta por Granada y a tomarnos una cerveza bien fresquita. Creo que nos lo merecemos después de la paliza que nos hemos metido», aseguraba Luismi Gómez, miembro de la peña.

En la plaza del Ayuntamiento se encontraban el presidente de la Real Jokin Aperribay, el diputado de deportes Denis Itxaso y la directora general de deportes de la Diputación Goizane Álvarez.

Aperribay junto a representantes políticos antes del partido de la Real.
Aperribay junto a representantes políticos antes del partido de la Real. / DV