El afilador

Golpe seco

Jugar contra la Real es una pesadilla para los rivales. No pueden hacer nada ante un equipo práctico, sólido y solidario que gana siempre

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Nos suele advertir el Barril Mayor de mi tamborrada que hay ocasiones en que hay que dar el golpe seco. Para que suene rotundo, al unísono con los tambores. Sin duda, sin redoble, nada de un palillo antes que otro. Como la Real. Firme. Sólida. Efectiva. Práctica. 21 triunfos sobre 28 encuentros. Nueve victorias seguidas. Un escándalo. Números

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores