«Yo no me caso con ningún jugador»

Garitano ha cumplido 100 días dirigiendo a la Real, y lo hace convencido de que el equipo saldrá reforzado de un inicio en el que ha debido hacer frente a numerosas bajas

Asier Garitano posa en Zubieta con una bufanda de la Real, en la que ya ha cumplido cien días desde que dirigió su primer entrenamiento./Lobo Altuna
Asier Garitano posa en Zubieta con una bufanda de la Real, en la que ya ha cumplido cien días desde que dirigió su primer entrenamiento. / Lobo Altuna
Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Pese a los problemas físicos de hombres como Willian José, Januzaj, Llorente, Zaldua, Merino, Navas... y las sanciones a Juanmi y Theo, la Real luce once puntos tras las ocho primeras jornadas, cinco de ellas lejos de Anoeta. Un bagaje que reconforta al técnico txuri-urdin. «Hemos tenido muchas situaciones adversas durante el transcurso de los partidos a las que no es fácil reponerse y nosotros lo hemos conseguido, eso nos va a hacer mejores», advierte. «Muchos jugadores han tenido que hacer cosas muy diferentes a lo que estaban habituados en su posición». Ayer se cumplieron cien días desde que dirigió su primer entrenamiento en la Real Sociedad.

– ¿Cuánto oxígeno ha supuesto para el equipo y para usted la victoria en San Mamés?

– Más que oxígeno ha sido una alegría grande.

– Pero no negará que el equipo necesitaba un estímulo como ese.

– Siempre ayuda, y más cuando vienes de una derrota como la de Valencia. Ganar el derbi es un estímulo no solo para nosotros sino también para el entorno.

– Pardo decía esta semana que el grupo necesitaba ganar para confirmar el buen trabajo que están haciendo entre semana.

– Desde que llegamos hemos ido cambiando muchas situaciones cada día y la predisposición de la gente ha sido muy buena. El jugador lo que tiene que ver es que ese trabajo tiene luego una consecuencia en los resultados, que es lo más importante, así que cuando viene una victoria como la de San Mamés, en un derbi, el equipo sale muy reforzado.

– ¿Qué valor le da al hecho de haber ganado con nueve canteranos en el once inicial? ¿Es anecdótico?

– No reparo en si son siete, ocho o nueve. Mi discurso en ese sentido no cambia: en ese partido jugaron esos jugadores porque entendí que nos podían ayudar a estar más cerca de ganar, pero en el siguiente partido pueden ser otros distintos en función del trabajo que se haga entre semana. Sabíamos que el ritmo iba a ser muy alto y que íbamos a necesitar acabar fuertes, por eso también nos guardamos gente importante en el banquillo. Mi idea era esa y salió bien.

– ¿Comparte que la victoria en el derbi ha puesto en valor el fondo de armario de la Real?

– No sé si hubiera cambiado mi planteamiento y los jugadores si no tuviera lesionados; seguramente el equipo hubiera sido muy parecido. Lo que sí sé es que yo no me caso con nadie. Conmigo es difícil que ocurra como en las últimas temporadas en la Real, en las que unos pocos jugadores acumulaban muchos minutos. Es importante que todo el mundo, todos los jugadores, pasen por diferentes situaciones; hay que darles valor a cada uno de los que tenemos en la plantilla y no vale solo con decirles de palabra que son importantes sino que hay que ponerles y darles responsabilidades en diferentes partidos para que ellos se puedan expresar y ver hacia dónde podemos ir tirando. Hasta antes del derbi estaba contento con la respuesta del grupo.

– Sabiendo que usted iba a ser un entrenador que no se casa con nadie, ¿cree justas las críticas por dejar en el banquillo a Illarramendi?

– No lo sé. Yo no estoy haciendo nada diferente a lo que he hecho antes. A mí me gusta la predisposición que han tenido los jugadores a cambiar las cosas. Sé que no es fácil asimilar los cambios, suele costar y a veces es doloroso, pero creo que era necesario.

– Si no lo dice usted, se lo digo yo: hay gente que no comparte que desde la segunda jornada se le ponga en duda.

– A mí me extrañó. Además veníamos de una victoria en Villarreal, un campo en el que la Real no había sacado nada en las últimas temporadas. Ganar allí 1-2 no es nada sencillo.

– ¿Entonces?

– Nos hizo daño la segunda parte de Leganés, por cómo ocurrió, pero es que ir ganando 0-2 en Leganés es muy complicado, más de lo que la gente se cree. La Real perdió allí el año pasado. Y también en Villarreal. Me chocó un poco que después de sacar cuatro puntos en los dos primeros partidos en dos campos difíciles se cuestionaran muchas cosas. El Barcelona perdió en Leganés después de nosotros, el Villarreal ganó allí porque el Leganés falló un penalti, el Rayo perdió en Leganés... En cualquier caso, las críticas que pueda haber no me condicionan, ya que creo en lo que hago porque me ha dado resultado.

– Pero yo creía a la Real un club diferente que daba tiempo a entrenadores recién llegados para poner en marcha su proyecto.

– Igual decimos una cosa y luego hacemos otra. No lo sé. Como entrenador puedo entender las críticas, es parte de este mundo del fútbol; a mí las críticas me duelen por los jugadores jóvenes, que hay muchos en este equipo. Creo que eso no les ayuda. Estando en la Real, en un club de cantera, creo que debemos tener un poco de cuidado porque las críticas pueden condicionar a esa gente joven que va a estar mucho tiempo aquí. Igual les estamos metiendo mucha presión pronto.

– ¿El juego que ha mostrado la Real se parece al que quiere usted para su equipo?

– Hemos tenido de todo: fases buenas en bastantes partidos y otras no tanto. El primer cuarto de hora en Villarreal me gustó pese a que la primera vez que se acercaron nos hicieron gol. Ahí el equipo no abandonó y eso es muy bueno, se mantuvo en el partido, cuando en las mismas circunstancias el año pasado a la Real le costaba mucho hacerlo.

– ¿A qué se refiere? ¿A ser capaces de agarrarse a los partidos?

– A eso mismo. No hay que olvidar que estamos hablando de jugar contra equipos que son muy buenos.

– ¿Qué otros ratos le han gustado?

– La primera media hora de Leganés fue buena hasta la lesión de Llorente, en Eibar el equipo compitió bien... Antes de San Mamés yo estaba contento con lo que estaba viendo, no estaba preocupado. No hemos hecho las cosas mal fuera de casa, hemos sacado tres partidos en campos complicados. Nos ha faltado sacar el partido en casa, donde tampoco hemos jugado mucho y además Valencia y Barcelona no están mal fuera de casa.

– En Anoeta he echado en falta más ocasiones de gol.

– Bueno, hay que tener en cuenta la entidad de los rivales. Ante el Barcelona jugamos el partido que teníamos que jugar. Buscamos esa clase de partido y salió como queríamos aunque nos faltó hacer el segundo gol en un momento puntual que ante el Barcelona es algo fundamental porque normalmente con un gol no te da. Lo pagamos con situaciones que teníamos que haber controlado –jugadas a balón parado– y fastidia, pero el equipo estuvo bien. Ante el Valencia tuvimos un cuarto de hora bueno pero volvimos a tener problemas: la lesión de Mikel (Merino), de Joseba (Zaldua)... Hemos tenido muchas situaciones durante los partidos a las que no es fácil reponerse y nosotros lo hemos conseguido; eso nos va a hacer mejores.

– ¿Se refiere a los lesionados?

– La lesión de Diego (Llorente), el gol en Eibar en el que se lesiona Willian José y nos obliga al cambio, los dos lesionados ante el Valencia... Son muchas situaciones que, insisto, nos van a fortalecer como grupo cuando todo se vaya equilibrando.

– Hay momentos en los que veo al Garitano de Leganés, en un equipo recién llegado a Primera, y no al que está al frente de un histórico como la Real. ¿Le cuesta verse en ese papel de equipo grande?

– Olvide al Leganés. Barcelona, Real Madrid o Atlético de Madrid están muy por encima de la Real. Si dijera lo contrario sería engañar a la gente. El problema es creerte que eres eso. Quedaría bien si dijera lo contrario, pero estaría diciendo una mentira.

– Pero se puede competir con ellos y ganarles.

– Sin duda. Lo hemos hecho y lo vamos a intentar cada vez que nos enfrentemos a ellos, de hecho estuvimos cerca de ganar al Barcelona, pero no podemos compararnos con ellos y pretender sumar siempre de tres en tres. Ellos están a años luz. Ni el propio Atlético de Madrid, con un presupuesto de 400 millones, llega a la altura del Madrid y Barça. Lo importante es saber que es así para poder competir. Yo quiero competir con esos equipos, estar cada vez más cerca, pero sabiendo con quiénes estamos jugando. No creo que descubra nada nuevo a estas alturas.

– ¿Ha sentido dudas del consejo de administración hacia su persona en este tiempo?

– No.

– ¿La Real puede jugar mejor de lo que lo está haciendo?

– ¿Qué es jugar mejor?

– No sé. Supongo que juegue al espacio, que desborde combinando con el balón, que no encaje goles con facilidad...

– Creo que hemos hecho las cosas un poquito bien y que cuando vayamos recuperando gente iremos a más, pero también digo que cada partido lo llevaremos de diferente forma. La gente habla de estilos y esquemas de juego y yo hablo de mejorar nosotros mismos respecto a lo que se hizo en la pasada temporada.

– Es evidente que las lesiones le han condicionado y ha tenido que jugar con mucho jugador en el centro del campo.

– Es que no había más. Había partidos en los que teníamos seis centrocampistas, un jugador de banda y dos delanteros centros. Y claro, cuando juegas con muchos centrocampista, falta profundidad. Utilizamos a Juanmi con Willian José para poder tener eso. Creo que lo hemos hecho bien en esas situaciones y que la cosas se irán equilibrando. Por eso decía antes que yo estaba contento porque sé lo que hay.

– Doy por hecho entonces que cuando recupere jugadores la Real podrá jugar de otra forma.

– Pero luego elegiremos una forma y habrá alguien que se queje por los que no están. A mí me gustaría tener la posibilidad de tener otras cosas. Hasta la fecha creo que hemos sido mejor de lo que la gente cree. Muchos jugadores han tenido que hacer cosas muy diferentes a lo que estaban habituados en su posición y todavía alguno lo sigue haciendo.

– ¿Por ejemplo?

– Asier (Illarramendi) en algunos partidos, Zubeldia, Mikel Merino, Oyarzabal... y aun así la predisposición ha sido muy buena porque saben cómo está el equipo. Ha habido jugadores que han ido a alguna convocatoria sin estar en condiciones para poder jugar pero han querido sumar.

– ¿Willian José en San Mamés?

– No solo ese día. También en Huesca. Y contra el Rayo jugó 45 minutos y quizás no estaba en condiciones. Y ante el Valencia salió de inicio, en el que era el tercer partido de la semana, y no estaba en condiciones para jugar. Pero muestra el grado de compromiso. Todo esto, insisto, va a reforzar al equipo.

– Lo mejor es que el equipo pese a todo ha competido siempre.

– Mejor o peor, gustando más o menos la elección que hemos tomado en cada uno de los partidos, este equipo ha estado metido en los ocho partidos. No ha habido un partido en el que no hayamos tenido opciones de sacarlo adelante. ¿Podíamos haber perdido más partidos? Y ganarlos también. ¿Cuáles? En Leganés y Eibar. Y ante el Valencia tuvimos un momento importante como para no perder ese partido. Y ante el Barcelona, no quiero ni contar. Es una realidad que el equipo ha estado metido en todos los partidos.

– ¿Los once puntos que tiene le hacen justicia?

– En las cuentas de la lechera siempre te acuerdas de los puntos que se han ido. Estoy contento.

– ¿Hay alguna posibilidad de reconducir la relación de un sector de Anoeta con Rulli?

– Hay que ayudarle, no es positivo lo que le está pasando, pero es verdad que le veo mentalmente muchísimo más preparado. Seguro que habrá un momento en el que necesitemos de él y el público tiene que estar con Gero, trasladarle tranquilidad para que se pueda expresar, porque es uno de los nuestros y hay que protegerle, igual que a Sangalli, Zubeldia y todos los jóvenes que van a estar muchos años en la Real.

– No ayuda que la Real parece que ya tiene un acuerdo con el portero del Athletic Remiro.

– No sé. Yo me centro en lo que hay, en esta temporada. Gero está bien, entiende la situación, sabe que no ha estado acertado, pero no va abandonar. Está dando una calidad de entrenamiento muy buena y cuando le toque jugar estará preparado.

– ¿Dónde puede estar la Real a final de temporada?

– No miro más allá del Girona. Ahora mismo estamos en un momento en el que no podemos mirar más allá. Nos falta sacar un partido en casa y eso es lo que vamos a buscar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos