Éste es Garitano

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

No juega Illarra y nos echamos las manos a la cabeza. En la temporada pasada no jugaba Pardo (o cualquiera de los que chupaban banquillo) y también. Queríamos un entrenador que diera oportunidades a todos, que aprovechara el fondo de armario y la cantera, que apueste por los que se exprimen entre semana, y no queríamos un técnico que, pasara lo que pasara en los partidos y entre semana, acabe tirando de 'los mismos cabrones de siempre' (Toshack dixit).

Y la Real fichó a Garitano y muchos aplaudimos con las orejas porque tenemos un entrenador capaz de cambiar de sistema tres veces en un partido, no regala minutos y premia a quien rinde entre semana (teniendo en cuenta también las características del rival al que se enfrenta). No puede ser que se ponga en valor a Garitano por ser capaz de sacar adelante el partido de Huesca, con su valiente decisión de dejar a Illarramendi en el banquillo, y que tres días después se ponga todo patas arriba por hacer lo mismo, con la diferencia que allí se ganó y en Anoeta no.

Garitano no está haciendo nada distinto a lo que hacía en el Leganés. Allí también sentó a vacas sagradas. Él va de frente. Ya lo advirtió al aterrizar en Zubieta en su primera entrevista a este periódico. El titular decía lo siguiente: «No me valen los jugadores que se entrenan a medio gas; el puesto se gana de lunes a sábado». Y seguía: «Para mí lo más importante es lo que se hace de lunes a sábado. Es lo que me marca. Una vez que acabe el partido del domingo, cojo los apuntes, los tiro a la basura y empezamos de nuevo el lunes».

Es lo que queríamos (casi todos) y habrá tener paciencia para que pueda implantar su ideario. Con un fútbol intermitente, lejos de lo que puede ser, la Real ha competido siempre en los cuatro partidos a domicilio y en los dos de casa. Es cierto que al equipo le falta fútbol casi en la misma proporción en la que le faltan jugadores lesionados, pero en Zubieta se está trabajando bien y el fútbol y los buenos jugadores acabarán apareciendo en el césped. Garitano es el primero que sabe que Illarra es básico, pero si no juega será por algo. No conozco a un entrenador que se eche piedras sobre su tejado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos