El exrealista Gabriel Schürrer celebra un gol en Champions League / AP

Exrealista Gabriel Schürrer: «Mis años en San Sebastián son un recuerdo maravilloso»

El que fuera central de la Real Sociedad pasó por el plató de ESPN Show de la televisión argentina y habló, entre otras cosas, de su paso por el conjunto txuri-urdin

JON MUNARRIZ

El exjugador de la Real Sociedad y entrenador de fútbol Gabriel Schürrer (1971, Rafaela, Argentina) fue el invitado especial del programa 'ESPN Show' de la televisión argentina. Un paso ante las cámaras en el que contó anécdotas y rememoró etapas de su carrera como futbolista. El central argentino habló de sus dos temporadas defendiendo la camiseta de la Real Sociedad y de las que destaca haber compartido vestuario con Xabi Alonso.

«Lo pasé bien durante mis años en San Sebastián. Fue una etapa maravillosa», reconoció el argentino a la pregunta del entrevistador por su etapa como txuri-urdin. El natural de Rafaela, Argentina, aterrizaba en 2002 en Anoeta para disputar dos temporadas con una plantilla que marcó una época. Un fichaje con cierta credibilidad después de que el argentino se hiciera con el título liguero en su segundo y último año en el Deportivo de La Coruña. Tras su paso por el conjunto gallego viajó hasta Las Palmas desde donde llegó a la Real tras el descenso del equipo isleño.

Llegaba a un equipo con peso y con unos futbolistas de renombre como Kovacevic, Karpin, o Aramburu, pero sin embargo, quien más le marcó al argentino fue un jovencísimo Xabi Alonso. «Era un animal. Un jugador que ya se veía que era impresionante. Su golpeo de balón... tenía una precisión increíble». Unas premisas que reconocieron el resto de los presentes en el plató, aunque apuntaban que el tolosarra ha tenido «la mala suerte de ser eclipsado por el otro Xavi (Hernández)».

Una Real llena de estrellas consolidadas y emergentes que le llevó a Schürrer a rozar su segunda Liga en el primer año en Donostia. «Recuerdo que peleamos LaLiga con el Madrid», dijo. Un recuerdo de sabor amargo que pudo endulzar en su siguiente etapa en el Olympiakos, en la que consiguió su segundo campeonato nacional. También destacó haber tenido la oportunidad de jugar «en equipos con ciudades increíbles». «No muchos futbolistas han tenido esa suerte. Yo sí. Y además en sitios cerca del mar. Aunque en el norte hace algo más de frío. La calidad de vida fue muy linda», afirmó.

El argentino se despidió de la Real tras 64 partidos disputados con la elástica blanquiazul. En esas dos temporadas marcó dos goles, del que se destaca el tanto anotado en Champions League ante el que sería su siguiente destino, el Olympiakos.