El futuro, en color

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Se cumplen diez años desde que Jokin Aperribay y su equipo recibió el respaldo de los accionistas para llevar las riendas del club. Desde ese día esta Real que estuvo a punto de irse al garete en aquellas infernales asambleas en las que todos eran culpables de algo ha crecido a diario hasta ser uno de los clubes de la Liga más saneados y con mejor estructura deportiva.

Aperribay ha logrado convencer a los indecisos con soluciones prácticas que encuentran refrendo en los despachos y el césped. Quizás sería más fácil para él escudarse en vagas excusas para justificar los errores cometidos, como hicieron sus predecesores. Pero esa estrategia no casa con sus principios.

En tres semanas el consejo presentará unos números que hace nada eran impensables en la situación agónica en la que se encontraba el club no hace tanto. En este tiempo la Real y sus accionistas han aprendido que la única garantía de supervivencia es no gastar más de lo que se ingresa. Es lo que se ha hecho (casi) siempre en este club. Hoy los préstamos participativos, el concurso de acreedores y demás nos suena a viejo. Hoy la Real ve el futuro en color. Ha podido afrontar la renovación de un campo de fútbol que no es suyo y va a presentar unos números que le permiten ahondar en su filosofía, ser lo que somos, pero mejores. La fortaleza económica permite que hoy, salvo excepciones puntuales, los mejores futbolistas guipuzcoanos estén con nosotros y no dependamos de la venta de jugadores. La Real hoy es capaz de fomentar el deporte femenino, el fútbol base y la relación con los clubes convenidos porque cada vez es más fuerte. El club está ahora en una fase de crecimiento que le permite tener un equipo joven con mucho recorrido capaz de competir en cada partido y además cuenta con una fructífera cantera que asegura el relevo. No cambio la situación de la Real por ningún otro club de la Liga. Sus gentes en su inmensa mayoría están satisfechas y la principal preocupación -bendito problema- es si el balón entra o no entra el fin de semana. Otros clubes, no muy lejos, no pueden decir lo mismo. Es la Real de siempre.

 

Fotos

Vídeos