Borrar
André Silva celebra el gol de la victoria de la Real en Los Cármenes ante el Granada. ALTERPHOTOS
El fútbol no caduca
El afilador

El fútbol no caduca

El portero brilla con cuatro paradas, los centrocampistas van de menos a más y los dos arietes marcan. A pesar de jugar mal, así es imposible perder

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 9 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No acostumbra la gente a llevar pañuelo a los campos. Y se echan de menos aquellas escenas de protesta furibunda con la gente ondeando su pañuelo. Y tampoco hay almohadillas, que daban también su nota de protesta. Bien porque el partido era malo, bien porque había bronca para el cuadro local o para el colegiado del encuentro. Fútbol de otra época. Aquel donde no había VAR, los estadios estaban abiertos y si llovía se podía embarrar y el juego cambiaba. Llovió en Granada, pero el campo estaba perfecto.

No mereció una pañolada la Real porque estamos mal acostumbrados y en los últimos tiempos el nivel que exhibe es altísimo. Puede ser que partidos malos como el de Los Cármenes parezcan peores de lo que han sido. También es cierto que ganar 2-3, remontar desde 2-1 jugando mal dice mucho del potencial que tiene el equipo blanquiazul y que lo normal, si no hay ninguna hecatombe, es que acabe la Liga en puestos europeos.

Solo nos quedan miércoles de Liga. Ya no hay ni de Champions ni de Copa. Semanas limpias, que nos dicen desde el club y los periodistas repetimos. Tiempo suficiente para preparar los últimos diez encuentros de competición que le van a quedar a la escuadra txuri-urdin con el objetivo de agarrar el sexto o quinto puesto, si hace un buen acopio de puntos. Ojo que le van a quedar partidos preciosos –tiene que jugar ante Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid por ejemplo– y va a quedar mucha tela que cortar.

Goles a un toque

Marcan los dos delanteros centros. La primera vez que pasa en esta temporada. Sonríe Sadiq, aunque se cabrea cuando le cambian, ríe André Silva con el suspense de la validez de su gol por el VAR. Es imposible perder si tus dos delanteros centros marcan y si lo hacen como un delantero a la antigua usanza. Como cuando había pañoladas. Jugadas de un toque. Remate de cabeza perfecto del nigeriano. Al saco. Toque sutil del portugués tras rechace del portero. A la cazuela. El fútbol de antaño nunca muere, como los viejos rockeros.

La Real no acostumbra a jugar como hace treinta o cuarenta años. Ha evolucionado y por ello ha levantado un título, ha disputado este año una Champions de tronío y cabalga para hacer historia y meterse por quinta vez consecutiva en Europa. Pero a veces hay que coger una cinta VHS meterla en el vídeo, darle al play y ver un poco de fútbol añejo. En Granada –con frío y lluvia– a los de Imanol les fue bien a pesar de no jugar bien.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios