El afilador

A frotarse las manos

Brais y Sorloth desatascan partidos disfrazados de Nihat y Darko, y a la causa txuri-urdin se le suma Mikel Oyarzabal para dotar de más madera al ataque

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Brais y Sorloth no son Nihat y Darko. En nada se parecen.Sin embargo existen, veinte años después, pequeños vasos comunicantes entre estos cuatro jugadores. Hace dos décadas el turno y el serbio con sus 23 y 21 tantos respectivamente casi nos hacen tocar el cielo.Posiblemente asistimos a la mayor y mejor exhibición futbolísitica desde la épo

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores