Félix Castellanos con su nieto Luca , que nació el 3 de abril y desde ese día es socio de la Real Sociedad/PEDRO artínez

Félix Castellanos con su nieto Luca , que nació el 3 de abril y desde ese día es socio de la Real Sociedad / PEDRO artínez

«Fui aitona el día que la Real Sociedad ganó la Copa»

Centenares de aficionados txuri- urdin se acercan durante estos días al estadio Reale Arena para hacerse fotografías con el trofeo de la Copa

Ainhoa Múgica
AINHOA MÚGICA

Luca Castellanos nació el 3 de abril a las cuatro de la mañana y su aitona ese mismo día le hizo socio de la Real Sociedad. Horas después del alumbramiento el equipo txuri -urdin ganó la Copa frente al Athletic en el estadio de La Cartuja de Sevilla. «Mi nieto trajo el trofeo bajo el brazo y me hizo la persona más feliz del mundo», señala Félix Castellanos posando orgulloso con su nieto en brazos. Esta era una de las muchas historias que había detrás de los cientos de realzales que este viernes guardaron su turno en la banda del campo para posar con la Copa.

«Siempre he sido de la Real Sociedad. Era una oportunidad muy buena para presumir de foto bonita en redes sociales. Espero que este título sea el primero de muchos que gane el equipo los próximos años», destacaba Eider Silva García, una aficionada de diecisiete años que acudió al campo con su madre. El donostiarra David Medina aguardaba su torno pacientemente en compañía de su hijo de pocas semanas de vida y su mujer. «En cuanto leí la oportunidad que nos daba el club de tener este bonito recuerdo con la Copa, no lo dudé y me apunté», explicaba este aficionado tras la sesión de fotos. Guillermo Luría acudió puntual a la cita junto a su hijo, hermano y sobrino, «No hemos podido celebrar el título con el equipo así, al menos tendremos un bonito recuerdo».

Los aficionados posando con la Copa en el Reale Arena / Pedro Martínez

Selfies para otra ocasión

Una trabajadora del club era la encargada de ir cogiendo uno por uno los teléfonos móviles para sacar las instantáneas. La idea original de la Real era que los aficionados se sacasen selfies con el trofeo, «pero cuando se trata de una fotografía tan importante, que me gustaría revelarla y ponerla con un bonito marco en el salón de casa, mejor que nos la saquen», detallaba uno de los aficionados de que aguardaba su turno pacientemente manteniendo la distancia de seguridad. La Real Sociedad dio a conocer esta iniciativa el martes y el único requisito era coger cita previa para acudir al Reale Arena. La convocatoria tuvo una gran acogida entre la familia txuri -urdin y a las pocas horas se agotaron todas las entradas disponibles.

Pero no llueve a gusto de todos y algunos socios como María Calero señalaban a este periódico que «nos hemos quedado sin poder ir cuando llevamos pagando todo el años y creo que se debería de haber dado preferencia a los abonados que hemos seguido pagando la cuota toda la temporada».