Los paisanos más pequeños de Castilleja de Guzmán, animando a la Real Sociedad hace un año / A. Vicente

Hemeroteca

La Real juega 'en casa'

DV visitó hace un año Castilleja de Guzmán, el pueblo de Carlos Fernández, que se vistió de blanquiazul para apoyar a su paisano en la final

DV

«Hay algo romántico en su historia como futbolista porque quién le iba a decir a Carlos que iba a tener oportunidad de ganar la Copa del Rey en ese estadio (La Cartuja) que veía a lo lejos cuando daba sus primeras patadas en este campo de fútbol». Carlos Fernández tocó el cielo hace un año a cinco minutos de casa y con la camiseta de la Real Sociedad. ¡Campeón de Copa! Antes de la histórica final, DV visitó Castilleja de Guzmán, su pueblo natal, que se volcó con el equipo txuri-urdin y que hoy ansía la vuelta de su paisano a los terrenos de juego una vez superada la lesión de rodilla que le ha mantenido apartado del equipo ocho meses.

«En Castilleja de Guzmán somos del Sevilla o del Betis. En mi caso, del Recreativo de Huelva porque soy onubense, pero siempre tenemos un trocito de nuestro corazón para el equipo de Carlos, así que sin duda ninguna todos vamos con la Real», explicaba la alcaldesa María del Mar Rodríguez horas antes del partido. El coronavirus impidió que hubiese público en la final de Copa, pero el aliento de esta pequeña localidad sevillana se dejó sentir en ese estadio de La Cartuja tan próximo.

Carlos Fernández apenas llevaba dos meses en las filas de la Real cuando se citó con la historia. Había disputado 105 minutos repartidos en siete encuentros, aunque no había logrado marcar. Sus vecinos soñaban con ver a Carlos anotar el gol de la victoria en la final ante el Athletic. Pero el delantero sevillano tuvo un papel testimonial en el partido. Salió en el minuto 88 en sustitución de Isak y se desfondó en esos minutos finales para ayudar al equipo a mantener la ventaja en el marcador y proclamarse campeones.

A pesar de que Carlos no fue el goleador aquella noche, la máxima ilusión de sus vecinos de Castilleja de Guzmán sí se cumplió. «Ojalá la próxima semana estemos recortando los periódicos con Carlos levantando la Copa y enmarcando la camiseta de la Real de la final», comentaban hace un año. Y así fue.

Portada de El Diario Vasco del 30 de marzo de 2021