Final Copa Real Sociedad-Athletic

Cuando el derbi se juega en casa

Rivalidad con cariño. Sin público en el campo, ellos tendrán lo más parecido al ambiente en un estadio: conviven en su domicilio con un aficionado rival

PAULA SOROETA | FERNANDO ROMERO

Los salones de algunos hogares vascos se convertirán mañana en pequeñas delegaciones del estadio de La Cartuja. A un lado de la estancia, el marido o la esposa, del Athletic; al otro, su pareja, de la Real Sociedad. Incluso habrá un derbi fraternal, con la madre de dos hermanos de Santurtzi como árbitra. Rivalidad casera en su máxima expresi�

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores