María Arrate Kortazar e Iker Zabaleta, madre y hermano de Aitor Zabaleta, en el restaurante Aratz. / Michelena

A por la Copa

Con la bufanda de Aitor Zabaleta

Su madre rescata el trapo que llevaba el día que fue asesinado en los aledaños del Vicente Calderón porque «sé que estará con nosotros en la final de Copa»

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

Ni se ve, ni se escucha, pero la Real también cuenta con su hinchada txuri-urdin en el más allá. Son muchos y lleva la voz cantante, desde el 8 de diciembre de 1998, Aitor Zabaleta, asesinado aquella tarde por un ultra del Atlético Madrid en los aledaños del Vicente Calderón. La peña que lidera, allá donde esté, está preparando una gorda

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores