Final de Copa Real Sociedad-Athletic

Las autoridades de Gipuzkoa felicitan a la Real Sociedad en Zubieta

Olano y Goia, en nombre de la Diputación y el Ayuntamiento donostiarra, visitan las instalaciones de la Real en reconocimiento a los campeones de Copa

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE San Sebastián

Sin posibilidad de celebraciones multitudinarias por el momento debido al avance de la pandemia del coronavirus, sin opción por tanto a repetir imágenes que quedan para siempre como las que se dieron en Alderdi Eder y la plaza de Gipuzkoa cuando la Real Sociedad ha ganado títulos en el pasado, los representantes de la casa de los guipuzcoanos, la Diputación, y del consistorio de la capital se acercaron ayer a las instalaciones de Zubieta. Lo hicieron para expresar a los consejeros del club, cuerpo técnico y jugadores su reconocimiento por la consecución de la Copa. «No será la última Copa», auguraron.

Ambas instituciones ya habían anunciado su decisión de renunciar a organizar recepciones en sus respectivas sedes ante la necesidad de evitar aglomeraciones por lo que el acto se celebró en Zubieta, en la burbuja a la que solo tienen acceso quienes han pasado una prueba PCR.

Fue una recepción en familia, en la intimidad, todos protegidos con mascarillas salvo los jugadores, sobre el césped del campo José Luis Orbegozo, poco antes de que Imanol Alguacil diera comienzo al primer entrenamiento desde que el equipo se alzó con el trofeo.

En ese terreno que lleva el nombre del otro presidente que cogió a la Real recién salida de Segunda y la hizo crecer hasta convertirla en uno de los mejores equipos de Europa, el diputado general Markel Olano y el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, acompañados de los responsables de Deportes de ambas instituciones, Harkaitz Millán y Martin Ibabe, felicitaron al club por este éxito que atribuyeron a la gestión económica y deportiva realizada en los últimos años bajo el mandato de Jokin Aperribay.

Olano, Aperribay y Goia, con la copa. / efe

El mandatario de la Real, que ejerció de anfitrión respaldado por sus consejeros, quiso recordar que este éxito no hubiera sido posible sin «la cercanía de la Diputación, del Ayuntamiento y de Kutxabank cuando nos jugábamos el ser o no ser», cuando la Real estaba en Segunda y en concurso de acreedores hace trece años. En ese momento, la Real necesitaba unidad, necesitaba que toda Gipuzkoa se vistiera con los colores del equipo y Aperribay convirtió en una inmensa tarea colectiva recuperar la paz, la ilusión y la categoría deportiva. «Estamos muy orgullosos de vosotros. Como representante de todos los guipuzcoanos y guipuzcoanas, puedo decir que sois de los nuestros y que representáis al 100% nuestros valores», apuntó Olano ante quienes forman el staff del primer equipo.

«La obtención del título no es ninguna casualidad sino que es fruto de un trabajo metódico y sistemático»

Markel Olano, Diputado general de Gipuzkoa

«La alegría es por la Copa y la alegría por ver dónde estaba la Real y hasta dónde ha llegado»

Eneko GoiaAlcalde de San Sebastián

«El resultado es importante, pero también el camino recorrido para conseguirlo, que ha sido duro, de mucho esfuerzo», destacó el diputado general, en alusión a ese camino de más de una década. «Desde la Segunda División hasta la victoria de Copa, la Real ha demostrado que tiene casta, que sabe valorar el trabajo bien hecho. La obtención del título no es ninguna casualidad sino que es fruto de un trabajo metódico y sistemático durante años».

«No será el último triunfo»

En este aspecto, el éxito no puede ser cuestionado. Gipuzkoa entera ha empujado a unos futbolistas valerosos y tenaces para conseguir el objetivo. Olano quiso subrayar la labor llevada a cabo por el presidente Aperribay al frente del club, ya que «gracias a su gestión, la entidad ha crecido y avanzado basada en los valores que representan a Gipuzkoa. El modo de trabajar, el trabajo discreto, la humildad, son las características de esta Real, que ha conseguido avanzar gracias al esfuerzo de un colectivo muy amplio de personas, a quienes quiero reconocer en nombre de Gipuzkoa el trabajo que han realizado», remarcó. De cara al futuro, opinó que «dado el nivel y la dimensión que ha adquirido la Real», la victoria obtenida en la final «no será el último triunfo que nos depare esta generación».

«Es un grupo joven, con mucho camino por delante. A los integrantes del equipo les he dicho que, en este momento dulce, tengan también en cuenta la responsabilidad que tienen frente a la sociedad. Por ejemplo, vivimos tiempos complicados por culpa de la pandemia, y los jugadores tienen hoy por hoy una gran referencialidad entre los y las guipuzcoanas más jóvenes», añadió.

«Gracias a la gestión de Aperribay, la entidad ha crecido y avanzado en los valores de Gipuzkoa»

Markel Olano, Diputado general de Gipuzkoa

«¿Abrir el balcón de Alderdi Eder? La opción estará cuando la situación lo permita»

Eneko GoiaAlcalde de San Sebastián

El diputado general como el alcalde, además de dirigirse a los futbolistas, al cuerpo técnico y a Olabe, presentes en el acto, posaron con la plantilla y el trofeo.

Goia aprovechó para manifestar que esta Copa «no es sólo la alegría que nos dieron el sábado sino la alegría por ver dónde estaba la Real y hasta dónde ha llegado, algo que me ha tocado como alcalde». El primer edil donostiarra agradeció a la Real por «haber llenado de alegría la ciudad». «Nos hubiera gustado poder abrir el balcón de Alderdi Eder para celebrarlo con toda la ciudad, como la ocasión merece», añadió, al tiempo que lamentó que la situación de la pandemia no lo haya hecho posible. «Estoy seguro de que en cuanto la situación nos lo permita, esa opción estará encima de la mesa», remató el primer edil donostiarra.

El diputado de Deportes, Harkaitz Millán, subrayó que este éxito supone «un apoyo al modelo de fútbol guipuzcoano que trabaja como pocos la cantera y el fútbol de base».

Cuando la responsabilidad puede más que el deseo

Markel Olano y Eneko Goia son realistas confesos. Los dos vibran con el equipo cada fin de semana y ambos han festejado como cualquier aficionado este título de la Real, así que ellos también han lamentado no poder recibir al equipo en la Diputación y el Ayuntamiento como les hubiera gustado porque imágenes como esas no se repiten a menudo en una legislatura. Ambos eran conscientes de que cualquier acto en Alderdi Eder o la plaza de Gipuzkoa hubiera animado a los guipuzcoanos a acercarse así que ayer, sin previo aviso, optaron por acercarse a Zubieta para celebrar un acto en la intimidad. Ninguno de los dos estuvo presente en la final de La Cartuja.