El autobús del Athletic camino a Lezama esta mañana. / PANKRA NIETO

Final de Copa

El Athletic vuelve muy tocado y con la mente puesta en la final contra el Barça

Pequeños grupos de aficionados han recibido a la expedición rojiblanca en Lezama

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

El Athletic también ha llegado este domingo a Bilbao. La expedición rojiblanca aterrizó sobre las 13 horas, muy tocada y con la mente puesta en la próxima final contra el Barça. La imagen de la llegada fue completamente distinta a la del jueves: el aeropuerto de Loiu estaba vacío, sin rastro de aficionados, y con una férrea seguridad.

Tal y como estaba previsto, la Ertzaintza elaboró un importante dispositivo de seguridad tanto en los aledaños del aeropuerto como en las instalaciones deportivas de Lezama. Varios controles en ambos puntos impedían el acceso al interior de las mismas. El objetivo era evitar aglomeraciones como las que se produjeron el jueves en los campos de entrenamiento y ayer en Pozas.

En su camino a Lezama, el autobús del Athletic fue recibido con aplausos por los pocos aficionados que se encontraban en los alrededores de las instalaciones deportivas. Todos ellos cumplían con los requisitos marcados por las autoridades sanitarias: portaban mascarillas y estaban separados en pequeños grupos.

La llegada del Athletic a Bizkaia. / PANKRA NIETO

Muchos no podían ocultar las lágrimas. El Athletic es la viva imagen de la decepción. Las caras largas y las expresiones sombrías dominaban entre los jugadores cuando el equipo ha iniciado el viaje de regreso a Bilbao desde Sevilla. A las 10.30 los jugadores montaban en el autocar que les ha trasladado al aeropuerto.

Dos hermanos sevillanos de once y ocho años esperaban con sus camisetas del Athletic la salida de los jugadores. «Animaros, que vamos a ganar al Barcelona», les ha motivado el director deportivo, Rafa Alkorta.