Una fiesta europea incompleta en Anoeta

Real Sociedad

Una fiesta europea incompleta en Anoeta

La grada anima sin parar durante los 90 minutos pero el empuje es insuficiente para ganar en la vuelta a Europa

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

Eran las 16.00 horas de la tarde y ya se podría palmar en el ambiente de que la tarde iba a ser de las grandes. Como las de antes. Bares llenos, bufandas en el cuello, camisetas puestas, bocata y al Reale Arena, que la Real vuelve a jugar en Europa delante de su gente tres años después. Dos horas antes del encuentro, el entorno de Anoeta ya ten�