QUE FICHE (TAMBIÉN) IMANOL

Jon Trueba
JON TRUEBA

En los días nublados se piensa más (Roberto Herrero). Dos puntos de los doce últimos... y bajando (la Real es ahora décima). Y si con el triunfo ya era complicado pelear por Europa, con el pírrico punto ante el Levante ahora mismo parece una quimera meterse en puestos europeos así que nos acercamos (parece) a un final de Liga sin objetivos.

Y es que las cosas han cambiado y de qué manera, verán. Tras la llegada de Imanol al banquillo realista allá por diciembre, la Real ganó en el Bernabéu, ganó al Athletic, empató en Valencia y el triunfo incontestable ante el Leganés en Anoeta dejó a los realistas séptimos, con 34 puntos, a tres de la Champions, que entonces marcaba el Sevilla y a solo dos puntos de Getafe y Alavés (miren dónde están ahora estos equipos...). Y es que uno tiene la impresión de que la flor...

Lo digo porque aún conservo en mi retina la última jugada del partido frente al Levante. Y la traigo aquí porque hace dos meses, cuando Imanol tenía la suerte de cara, el remate de Aritz Elustondo hubiera entrado y habría significado el triunfo de la Real frente al once granota. Sin embargo, en esta ocasión el balón no quiso entrar (la flor...). Y otro dato más en el mismo sentido. Con Januzaj en el once la Real había sumado el doble de puntos que cuando el belga no salía de inicio, pero ante el Levante Januzaj jugó de titular pero la Real tampoco ganó. ¿Se habrá marchitado la flor?

Y como salvo giro de 180 grados nos acercamos a un final de Liga sin objetivos y en el fútbol no hay nada más ingrato que la indiferencia, la gente en vez de hablar de la sexta plaza se pregunta y te pregunta por el futuro, por si Willian José se irá, por si se irá Diego Llorente, por qué pasará con Juanmi, con quien no cuenta Imanol, que prefiere a Sandro; si sabes algo de la oferta china a Zurutuza; qué ha cambiado para que Januzaj se descuelgue abriendo la puerta de salida si llegan ofertas; si tiene alguna importancia el hecho de que Remiro se situara bajo palos en el once del Athletic en el amistoso frente al Eibar... y si me mantengo en mis posiciones de que en junio estará en Zubieta; que Héctor Moreno da por amortizada su estancia en la Real y anuncia su adiós en las redes sociales; si conozco a Peña, el joven centrocampista venezolano del Borussia, o si no es sospechoso que, siendo 'tan bueno' como dicen, Sagnan, el central fichado del Lens, lleva dos meses sin jugar, justo desde que la Real anunció su fichaje... Y en el colmo de la perspicacia te preguntan si Imanol tiene el mismo respaldo del Consejo que cuando sustituyó a Asier Garitano y si le veo en el banquillo la próxima temporada.

Lo digo para que no le pase lo que a Garitano, que pidió un «sofá» y le trajeron un «espejo»...

Y les dices que el bueno de Imanol tiene otro año más de contrato, que firmó hasta junio de 2020, que tiene la confianza de la plantilla y que en el fútbol mandan los resultados, con lo que si la Real termina la temporada con buenos números se sentará en el banquillo la próxima. Y añades que parece que a Imanol le gustaría intervenir en el proyecto de la plantilla para la próxima temporada. Que incluso ya ha dicho que le gustaría que la Real de la temporada 19/20 tuviera agresividad en defensa y determinación en ataque, que con la calidad que tiene este equipo le gustaría que fuera más competitivo. Y como no quiero que la historia se repita me gustaría que Imanol (también) fiche. Lo digo para que no le pase lo que a Asier Garitano el verano pasado cuando pidió un lateral zurdo más bien defensivo y le trajeron a Theo; un hombre con desborde y llegó Sandro. Un ariete previa cesión de Bautista... y más cosas... Vamos, que pidió un 'sofá' y le trajeron un 'espejo'.

P.D. Me dicen que en el Consejo e incluso en Zubieta están sorprendidos con la negatividad que existe en el ambiente. Stop. Lo tengo claro: toca espabilar. Stop. El de Valladolid es el último cartucho. Stop.