Mohamed-Ali Cho ha sido una de las cinco incorporaciones de la Real Sociedad para esta temporada / josé mari lópez

Real Sociedad

Ni más fichajes ni más salidas

La Real Sociedad cierra su plantilla con Sadiq y ningún jugador saldrá del grupo en el último día del mercado de fichajes salvo sorpresa mayúscula

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

A las 23.59 horas expira el plazo para inscribir oficialmente a los nuevos jugadores en la Federación Española y en la Liga de Fútbol Profesional. Los clubes intentarán aprovechar hasta última hora cualquier oportunidad que se les presente para reforzar sus plantillas aunque, en el caso de la Real Sociedad, el capítulo de incorporaciones está cerrado. También el de salidas. Sadiq será el último. Tranquilidad en los despachos de Anoeta. No habrá más entradas y tampoco ninguna salida. El club mantiene una confianza total en la plantilla y hoy no hay ninguna vía de negociación para la incorporación de jugadores. Han llegado Brais, Take Kubo, Cho, Sorloth y Sadiq. El desembolso es importante. Como nunca en la historia de la Real.

No se moverá ninguna de las perlas de la cantera. Tiene mérito porque no hay día que otros clubes pregunten por la situación de Turrientes, Karrikaburu.... En la portería estarán Remiro y Zubiaurre. No habrá fichaje de otro portero. El canterano Marrero estará cerca del primer equipo.

Tampoco se prevé la salida de ningún jugador por lo que, salvo sorpresa mayúscula, Imanol se quedará con 25 jugadores. Es un número quizás más alto de lo que le hubiera gustado porque su deseo era ganar competitividad en la plantilla, pero, más allá del número, él está satisfecho con las cartas que tiene en la mano. La Real Sociedad tiene plantilla para volver a competir por un puesto en Europa. A esos 25 se pueden sumar Ander Martin, Olasagasti, Urko, Jonathan Gómez... La Real tiene presente y futuro.

El técnico tiene a sus órdenes un grupo joven, polivalente y compensado. Conoce a los jugadores, sabe cuáles son sus virtudes y limitaciones y qué rendimiento pueden ofrecer en diferentes posiciones dentro de su sistema de juego. Los conoce bien lo que le facilitará el trabajo y hará más cómodo el aterrizaje de los refuerzos de este mercado estival.

El reto de Imanol es conseguir que sus jugadores se sientan cómodos en el campo para que cada uno pueda hacer lo que mejor sabe. A partir de ahí, los protagonistas son ellos. Traducir el dominio del balón en generación de oportunidades es el otro gran reto al que se enfrenta la Real. Esa conexión entre el centro del campo y la delantera, la definición, es la asignatura pendiente que tiene por delante.

El otro reto es vaciar la enfermería. Ahora mismo Carlos Fernández, Oyarzabal y Diego Rico están en el dique seco.