Real Sociedad

Fichajes: La Real Sociedad no irá a por Pablo Sarabia a espaldas del Sevilla

El centrocampista del Sevilla Pablo Sarabia marcó el pasado día 2 en Hungría./EFE
El centrocampista del Sevilla Pablo Sarabia marcó el pasado día 2 en Hungría. / EFE

Las opciones para que Sarabia venga a la Real Sociedad son escasas y pasan por que el jugador no llegue a un acuerdo para renovar con el club hispalense | El presidente José Castro da por «seguro» que va a llegar a un entendimiento para mejorar el contrato a uno de los futbolistas más importantes del Pizjuán

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Con los dos primeros refuerzos para esta temporada atados, casos de Mikel Merino y Theo Hernández, la Real Sociedad intensifica las gestiones para hacerse con el tercero, ese jugador de perfil ofensivo que persigue para equilibrar la plantilla. La de Pablo Sarabia es la vía, de las varias que trabaja, que ha trascendido a la luz pública, pero no parece que sea la que más visos tenga de prosperar a día de hoy. Lo que sí es cierto es que el madrileño es un futbolista del agrado de Roberto Olabe, que entiende que con su presencia la plantilla disfrutaría de diferentes recursos en el último tercio del campo.

Pablo Sarabia (Boadilla del Monte, 1992) tiene contrato con el Sevilla hasta 2020 y una cláusula de rescisión de 18 millones de euros que le convierte en un caramelo para las cifras que se manejan actualmente en el mercado. El hábil atacante madrileño es un habitual en las alineaciones del conjunto hispalense, no en vano fue titular en 27 ocasiones en Liga en la pasada campaña. Pero no acaba de llegar a un acuerdo para renovar y es ahí donde surge el interés de la Real Sociedad.

A pesar de ser uno de los futbolistas preferidos por la afición, el Sevilla no termina de ampliarle el contrato por mucho que ambas partes llevan casi un año de negociaciones. Y eso es un peligro para la entidad de Nervión, porque en 16 meses sería libre para escoger su futuro y en 2020 se iría sin dejar un euro al club.

En la capital hispalense dan por sentado que la voluntad del Sevilla y del jugador es la de seguir unidos en el futuro. Su representante, Ginés Carvajal, ha transmitido al presidente José Castro que el futbolista se ha ganado en el terreno de juego dar un salto en el escalón salarial pero el club no se muestra receptivo. Al menos hasta este lunes, cuando la afición incendió las redes sociales al escuchar que podría perder a uno de los jugadores con los que más se identifica.

Los datos

18 millones
es el precio de su cláusula de rescisión.
38 goles
ha marcado en 247 partidos en Primera, dando 44 asistencias.
53 partidos
jugó la pasada temporada, con un balance de 9 goles y 10 asistencias.
360.000 euros
pagó Monchi al Getafe por su fichaje en 2016. Hoy el valor del jugador en el mercado se estima en 20 millones.

El club se ha aprovechado hasta ahora del buen carácter del futbolista, un tipo comprometido y que huye de cualquier polémica, ya que sabe que va a seguir rindiendo de forma satisfactoria sobre el césped aunque no se llegue a un acuerdo para mejorarle el contrato. Es lo que ha venido haciendo hasta ahora, por mucho que su salario no se corresponda con el excelente nivel que ha ofrecido en sus dos primeras campañas en el Sánchez Pizjuán.

Sarabia es fruto del buen hacer en el mercado del anterior director deportivo, Monchi, que se hizo con él hace dos años tras abonar tan solo 360.000 euros al Getafe. Hoy su valor de mercado es de unos 20 millones, dos por encima de lo que recoge una cláusula de rescisión que hace tiempo que quedó desfasada.

Pulso entre club y jugador

Así las cosas, ambas partes mantienen un fuerte pulso por la defensa de sus intereses. Ginés Carvajal sabe que es el momento de sacar un buen contrato a su representado y aprieta para ello. El Sevilla no ha andado rápido de reflejos y ha dejado que la situación haya llegado demasiado lejos, por lo que cualquier entendimiento ahora le saldrá caro. Y aquí cada uno juega sus cartas.

Sarabia hace valer el interés de otros clubes en contar con sus servicios -entre ellos el de la Real- como forma de presionar al club y este se defiende jugando la carta de Samu Castillejo, al que el Villarreal está dispuesto a vender por 20 millones para no poner en riesgo el límite salarial, aunque no parece que el malagueño acabe en el Sevilla.

Según fuentes cercanas a las negociaciones, Ginés Carvajal habría rechazado la última oferta que le ha hecho el Sevilla para renovar y que doblaba lo que viene cobrando hasta ahora el jugador, que permanece a la espera de cómo evolucionan los acontecimientos. También hay discrepancias acerca de la futura cláusula de rescisión, aunque no parece que esta cuestión sea la que impida el acuerdo para su renovación.

Es en este escenario donde surge el interés de la Real Sociedad por Sarabia, que es muy del gusto del director de fútbol, Roberto Olabe. Lo primero que hizo fue ponerse en contacto con el Sevilla para transmitirle su predisposición a contar con el jugador en caso de que no alcance un acuerdo para renovar y a afrontar el pago de su cláusula llegad o el caso. Eso sí, el club txuri-urdin dejó muy claro que nunca se llevará al futbolista mediante una maniobra hostil a espaldas del Sevilla. Esto es, llegando a un acuerdo con Sarabia y afrontando de forma unilateral el pago de la cláusula. Las relaciones entre ambas entidades son excelentes y nadie las va a poner en peligro.

El Sevilla es optimista

En la entidad hispalense hay confianza en que la situación se resuelva de forma favorable, lo que significa que Sarabia seguirá vistiendo de blanco. Es más, el presidente José Castro da por segura su continuidad, porque no puede permitir que uno de sus mejores hombres se vaya a la Real por una cuestión económica. Si ya hubo polémica con las salidas de Rakitic al Barcelona y Vitolo al Atlético, no hace falta ser muy listo para imaginar los problemas que tendría de perder ahora al madrileño.

Así las cosas, y salvo que la situación dé un giro inesperado, lo más normal es que Sarabia siga jugando en el Pizjuán y la Real mantenga sus planes iniciales respecto al atacante que quiere incorporar. Aún hay tiempo hasta el 31 de agosto y, como dijo el pasado sábado Asier Garitano, tampoco es necesario que la plantilla esté completa para el sábado 18, cuando arranca la Liga en Villarreal.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos