Mercado de fichajes

Mohamed-Ali Cho ya es jugador de la Real Sociedad

El atacante francés de 18 años ha firmado su contrato con el club txuri-urdin por cinco temporadas

Bruno Parcero
BRUNO PARCERO

Mohamed-Ali Cho ya es nuevo jugador de la Real Sociedad. El pequeño culebrón generado en los últimos días desde que se desvelara el interés del club txuri-urdin en el atacante francés ha llegado a su fin. La perla de 18 años, que pasó el reconocimiento médico el martes en Francia, ha firmado el nuevo contrato que le ligará a la entidad guipuzcoana las próximas cinco temporadas, despejando así todas las dudas que había tras la entrada en escena de potentes clubs europeos interesados en hacerse con sus servicios.

La Real Sociedad, como ya había informado El Diario Vasco, abonará algo menos de 12 millones de euros al Angers por un futbolista que no presenta cifras deslumbrantes, pero en el que muchos han visto un potencial suficiente como para apostar decididamente por su fichaje. De hecho, el nombre de Mohamed-Ali Cho aparece entre los candidatos a hacerse con el Golden Boy 2022, el premio que distingue al mejor jugador europeo menor de 21 años.

La operación no era sencilla y desde la Real Sociedad, con su unidad de reclutamiento, llevan varios meses cocinándola, lo que ha terminado siendo decisivo a la hora de convencer al jugador y a su entorno de que la Real era la mejor opción para su futuro.

Mohamed-Ali Cho no responde a ese perfil de futbolista joven descollante al que una agencia de representación trata de vender al mejor postor. Es su madre, Samia Cho, abogada de profesión, la que se ha encargado de que los pasos de su hijo vayan en la dirección correcta, dando más importancia a la formación que a la propuesta económica y es ahí donde la Real ha salido ganando.

Con Mohamed-Ali Cho la Real Sociedad comienza por tanto la reconstrucción de su ataque, debilitado tras las bajas de Adnan Januzaj, Alexander Sorloth y Cristian, Portu, una vez se oficialice su salida del club hacia el Getafe, y con las lesiones de Mikel Oyarzabal, Ander Barrenetxea y Carlos Fernández, aunque este último estará a punto para comenzar la pretemporada.

Con el jugador de Saint-Denis la Real gana en velocidad y potencia, cualidades que puede explotar al espacio, a la espalda de las defensas, aunque también posee la calidad técnica suficiente como para desequilibrar en el juego posicional.

Porque, pese a sus 18 años, el internacional sub-21 francés es un fichaje de presente con el que la Real espera subir su nivel competitivo y pueda competir aún mejor de lo que lo viene haciendo los últimos tres años. Ese es el desafío y Mohamed-Ali Cho, la apuesta.