Las jugadoras del Atlético de Madrid y Real Sociedad saltaron al césped con la intención de jugar el partido. / REAL SOCIEDAD

Real Sociedad

La nueva Liga Profesional nace con plantón

Las árbitras cumplen su amenaza y no comparecen en los encuentros de la primera jornada del campeonato, entre ellos el Atlético-Real

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

La nueva Liga Profesional de Fútbol Femenino, denominada Liga F, nació ayer con un plantón que nadie vio venir a escasos días del arranque de la competición. Lo que iba a suponer un hito para el fútbol femenino, el comienzo de un campeonato con consideración ya de profesional, resultó ser una jornada sin fútbol, ya que las árbitras cumplieron la amenaza de huelga y no comparecieron para reclamar una mejora en sus condiciones laborales y económicas.

El partido entre el Atlético de Madrid y la Real, que debía abrir el campeonato de Primera ayer a las 12.00 horas fue el primero en aplazarse por la ausencia del colectivo arbitral. A pesar del sorprendente anuncio del jueves de las colegiadas en el que advertían de un parón indefinido de su actividad, debido a «las condiciones actuales de indefinición de nuestra situación laboral y económica», el equipo txuri-urdin se desplazó hasta Madrid para afrontar el encuentro con normalidad.

El conjunto realista incluso llevo a cabo el clásico calentamiento antes comenzar un partido sobre el césped del Centro Deportivo de Alcalá de Henares donde debía disputarse el choque, al igual que hizo la escuadra local. De hecho, ambos equipos saltaron al campo uniformados poco antes de las 12 horas con la intención de jugar, pero la tradicional salida de las jugadoras al terreno no estuvo comandada por el trío arbitral.

Devolución de entradas

El aplazamiento oficial del partido no se produjo hasta las 12.30 horas y durante esos treinta minutos las futbolistas permanecieron sobre el verde a la espera de regresar a los vestuarios. Los aficionados que se acercaron hasta el complejo deportivo para presenciar el enfrentamiento entre dos de los equipos que ocuparon la parte alta de la clasificación la pasada temporada se quedaron con las ganas de ver algo de fútbol. Entre el público había seguidores realistas que se desplazaron hasta la capital madrileña para nada. El Atlético comunicó más tarde que una vez se conozca el nuevo horario y fecha del partido, el club se pondrá en contacto con los aficionados que adquirieron entradas y procederá a la devolución de las mismas con aquellos que no puedan asistir.

La Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF) emitió un comunicado a última hora del viernes en el que indicaba que «todos los equipos que participan en la Primera División Femenina van a comparecer en los partidos programados para este sábado y domingo». Confiaba en que el Comité Técnico de Árbitros y la Federación Española cumplieran con sus obligaciones y asegurasen la presencia de las árbitras y asistentes. «No vamos a aceptar chantaje alguno por parte de ningún colectivo o institución», rezaba también la nota.

Sin embargo, ayer no se presentó ningún representante arbitral a los cuatro partidos programados. Hoy se espera que suceda lo mismo en los otros tantos choques que se tienen que disputar. «Hoy hemos intentado jugar, no nos han dejado. Vergüenza. ¡Basta ya!», se lamentaba a través de un tuit la Liga F. Las árbitras repetirán el plantón hoy y hablarán ante los medios mañana.