{Real Sociedad: «Nunca una plata ha sabido tanto a oro» | Real Sociedad
El recibimiento de las campeonas en el aeropuerto. /F. de la Hera

El recibimiento de las campeonas en el aeropuerto. / F. de la Hera

Real Sociedad «Nunca una plata ha sabido tanto a oro»

Torre, una de las capitanas de la Real, resalta la gran temporada realizada en el regreso del equipo a casa

Iker Castaño
IKER CASTAÑO Hondarribia

Las subcampeonas ya están en casa. Después de un fin de semana largo entre partido y fiesta, las txuri-urdin aterrizaron ayer en Hondarribia pasadas las 20 horas procedentes de Tenerife, con escala en Madrid, entre unos cuantos aficionados realistas que se acercaron hasta el aeropuerto para arropar y felicitar a las subcampeonas por una temporada que ha pasado a la historia del club. También estuvo presente Jokin Aperribay, que felicitó una a una a toda la plantilla en la puerta de llegadas.

Con rostros de fatiga -la noche anterior había sido larga como no podía ser de otra manera-, y una enorme satisfacción, las realistas tocaron suelo guipuzcoano con la mentalidad de tener los deberes hechos tras empatar en la isla tinerfeña el domingo y amarrar el subcampeonato a falta de una jornada que jugarán en el Reale Arena el domingo para poner el colofón final. Fueron bajando las escaleras del avión mientras miraban al otro lado de la cristalera a su afición, esa que le ha seguido al equipo durante toda esta temporada y estos años.

Vídeo. i. c.

Por momentos se pareció al último recibimiento txuri-urdin en el aeropuerto, el del primer equipo el 4 de abril de 2021 tras ganar la Copa. La plantilla posó primero con el avión a sus espaldas y posteriormente se dirigió a la sala de desembarque para recoger las maletas mientras los seguidores blanquiazules se agolpaban en la puerta de salida con sus bufandas, entre ellos integrantes de la fiel peña del equipo femenino, Z7 Taldea. A las 20.42, con la capitana Iraia Iparraguirre al frente de la expedición, las subcampeonas aparecieron por la puerta. La afición rompió en una ovación de dos minutos para darles la enhorabuena por una campaña sensacional. Por todas sus cabezas pasaban todas y cada una de las veinte victorias conseguidas en Zubieta y lejos de casa, como las logradas en San Mamés, Valdebebas o Alcalá de Henares entre ellas. '¡A la Champions, oé!' fue uno de los cánticos más repetidos, entonado por la plantilla y afición. Después realizaron la foto de familia y se subieron al autobús que les llevó a Zubieta para finalizar la aventura.

Los aficionados realistas rompieron en una ovación al tocar la plantilla suelo guipuzcoano y después lo festejaron cantando juntos

Maddi Torre, otra de las capitanas del equipo, no era consciente aún del «hito» conseguido. «Con el tiempo nos daremos cuenta del valor que tiene y lo grande que es quedar subcampeonas. Como dice mi compañera Gemma, nunca una plata ha sabido tanto a oro, es la frase que refleja nuestra realidad. Hemos sacado un diez. Chapeau por el equipo, ha salido todo redondo», comentó visiblemente emocionada.

También afirmó las ganas que tiene de celebrarlo en el Reale Arena con una afición que no les va a fallar. «Estamos consiguiendo una buena comunión entre el equipo y la afición, ha sido una de las claves de la temporada. Espero y deseo que respondan el domingo como lo ha hecho en los cuatro años que llevo yo aquí», subrayó la donostiarra. Un encuentro ante el Alavés en el que «desde mañana (hoy disfrutarán de un día merecido de descanso tras un fin de semana agónico) lo vamos a preparar de la mejor forma», confesó la central txuri-urdin recordando que, pese a que la temporada llega a su fin y sin haber nada en juego, no van a pisar el freno del acelerador que les ha llevado hacia Europa.

Al preguntar a la portera Elene Lete por qué se le pasaba por la cabeza, decía que «a ver cuál es el equipo que nos toca en la previa de Champions». Un rival que conocerán en el sorteo del 30 de agosto a celebrar en Nyon (Suiza) y que jugarán el 20/21 la ida y 28/29 de septiembre la vuelta.