Las realistas celebran en Lerín el gol de Nerea Eizaguirre. / RS

La Real Sociedad se vuelve de Lerín con más ritmo y un sabor agridulce

Gana al Eibar 3-1 pero cede 1-0 contra Osasuna en un interesante triangular en el que destaca la vuelta tras lesión de Cecilia Marcos

NAROA GARAYALDE

A la Real Sociedad se le atascó el triangular disputado ayer en Lerín. Las pupilas de Natalia Arroyo fueron superiores al Eibar, rival al que batieron 3-1 con goles de Eizaguirre, Maren e Intza, pero sufrieron más en el segundo encuentro contra Osasuna, saldado con una derrota in extremis. El dominio del balón no fue lo suficiente para derrotar al conjunto rojillo, que se hizo con la victoria en el último suspiro del partido por 1-0.

Las de Arroyo comenzaron el triangular jugando ante el equipo armero, que ya había disputado previamente el encuentro frente al Osasuna (0-0). Las realistas se pusieron por delante en el marcador tras un penalti provocado por Sanni Fransi en el minuto 8 y Nerea no falló desde los once metros, haciendo así el 1-0. Tras la pausa de hidratación, Irati Martín consiguió empatar el marcador con un remate desde dentro del área en el que nada pudo hacer la guardameta Arrula.

Tras el tanto del Eibar, la Real no bajó los brazos y buscó el 2-1, hasta que llegó el gol de Lezeta, que tras un magnífico pase al hueco de la capitana blanquiazul, consiguió batir a la guardameta armera. Sobre la bocina del encuentro, Intza aumentó el marcador, otra vez con un pase de Nerea, la más entonada del equipo. La canterana blanquiazul sorprendió con un disparo cruzado para anotar el tercero.

Nerea, protagonista

La Real no tuvo tanta fortuna en el partido frente al club navarro. Fue un encuentro de idas y venidas en el que ambos equipos dispararon a puerta en numerosas ocasiones. El duelo estuvo equilibrado pero el conjunto rojillo tuvo más acierto en los metros decisivos. Empezó avisando el Osasuna, con una buena jugada por banda y un disparo que se marchó por encima de la portería. La Real buscó la contra, pero nada pudo hacer para sorprender a las navarras, que sellaron su portería. La '10' txuri-urdin, otra vez protagonista, lo intentó de varias maneras, pero sus golpeos no acabaron dentro de la red.

Lo mas emotivo del partido llegó en el minuto 18 del encuentro, cuando Cecilia Marcos volvió a los terrenos de juego después de casi un año sin poder jugar a causa de la lesión que sufrió en septiembre del 2021 en San Mamés. Las jugadoras que se encontraban en la grada la recibieron entre aplausos y ánimos. Cecilia pudo disputar unos minutos que le ayudarán en el objetivo de ir recuperando el ritmo. El Osasuna se hizo con la victoria del partido y del triangular con un gol anotado sobre la bocina por Vilariño.