Natalia Arroyo se dirige a sus jugadoras durante un entrenamiento en Zubieta. / MORQUECHO

Femenino La Real Sociedad busca evitar una previa de Champions

Las de Natalia Arroyo se aferran a un segundo puesto en el que se han asentado desde la quinta jornada y que da acceso a la Ronda 2 de la máxima competición continental

PAULA SOROETA San Sebastián.

Que la temporada de la Real está siendo sobresaliente es algo más que evidente. Solo hace falta ver jugar al equipo y su puesto en la clasificación. Es segunda en la tabla con seis puntos más que Atlético y Granadilla y nueve más que el Real Madrid –con un partido menos–, una posición en la que el conjunto de Natalia Arroyo se mantiene, inamovible, desde la quinta jornada liguera. Aguantar en ese puesto es el reto realista para las cuatro jornadas que restan ya que no solo da acceso a jugar la Champions sino que evita jugar una ronda preliminar en agosto.

El segundo clasificado de la Liga Ellas accede directamente a la Ronda 2, consistente en una eliminatoria a doble partido que tendría lugar entre el 20 y el 29 de septiembre. Superar este escollo da lugar directamente a la fase de grupos a disputar entre octubre y diciembre. El camino sería más largo para el tercer clasificado en la liga, que debería jugar una Ronda 1, consistente en un torneo, en el mes de agosto.

La Real busca evitar este pesado trámite y entrar en la competición continental directamente desde la Ronda 2, algo que considera factible dada la sobresaliente trayctoria liguera. No pudo empezar de mejor forma la temporada con seis victorias seguidas, una de ellas en la segunda jornada frente al Athletic en San Mamés (0-1). Las realistas se supieron sobreponer a la lesión sufrida por Cecilia Marcos aquel día y lograron otros cuatro triunfos seguidos. Un comienzo de temporada que dejaba muy claras las intenciones de las blanquiazules para esta campaña. Empezó a sonar la palabra Champions.

El buen inicio catapultó a la Real a la segunda posición, a la que se ha aferrado jornada a jornada gracias a los buenos resultados propiciados por su buen juego. Las de Natalia Arroyo tuvieron un pequeño bache en un momento de la segunda vuelta, en la que en cuatro jornadas seguidas lograron un solo punto. Estos partidos fueron contra equipos de arriba –Real Madrid, Atlético, Barcelona y Levante– y de ninguna forma ensuciaron el buen hacer de las txuri-urdin ni las movieron de su segunda posición.

A Sevilla, este sábado

Ahora el objetivo es terminar en este segundo puesto tras los cuatro partidos que restan al campeonato. Para hacerlo bastará con obtener siete de los doce puntos que quedan en juego. De esta forma, la Real tendría 63 (56+7) y sus rivales podrían obtener como máximo 62 si lo ganaran todo: Atlético de Madrid (50+12), Granadilla (50+12) y Real Madrid (47+15).

La primera estación en este objetivo final será la visita de este sábado al Sevilla (12.00, Sevilla TV). Las realista llegan a este encuentro después del parón por selecciones y tras haber caído, de forma inesperada, el pasado sábado 2 de abril ante el Madrid CFF (0-1). A pesar de esta derrota, siguen segundas en la clasificación con 56 puntos.

La balanza entre la Real y el Sevilla está, ahora mismo, a favor de las txuri-urdin ya que vencieron 2-0 en Zubieta con goles de Nicart en propia y de Franssi. Las andaluzas ocupan la octava plaza y no vienen de una muy buena racha. Solo han ganado uno de los últimos cinco partidos. Bien es cierto que dos de ellos fueron contra equipos de arriba como Levante (3-0) y Granadilla (1-0).

Los puntos en el fútbol siempre son importantes pero ahora que se acerca el final de la temporada y que la Champions está tan cerca, puntuar contra las andaluzas es fundamental. Atlético de Madrid, Granadilla y Real Madrid son los rivales directos, cuyos partidos seguirán de reojo las realistas. Las colchoneras juegan el domingo en casa contra el Athletic un partido complicado ya que las vizcaínas buscan terminar con buen sabor una competición irregular para ellas. El Granadilla, por su parte, recibe el sábado a un Eibar que se juega la permanencia. El Real Madrid se mide a un Alavés con los deberes hechos. El final de temporada está aquí y la Real puede estar, este sábado, un paso más cerca de su objetivo europeo.