Ane Etxezarreta, durante un entrenamiento en Zubieta. / F. MORQUECHO

Real Sociedad - Madric CFF Seguir el camino calculadora aparte

La Real recibe al Madrid CFF (12.30 horas, RSTV) con la intención de afianzar su posición en zona Champions sin tener que «echar cuentas»

Iker Castaño
IKER CASTAÑO San Sebastián

A falta de cinco partidos para poner punto y final a una temporada excelsa, la Real tiene en su mano (12.30 horas, RSTV) volver a sumar de tres ante su gente para afianzarse en una segunda posición que la temporada que viene le llevaría a disputar la Champions –antes debería superar una eliminatoria previa–.

La aventura inicial le llevó a la Real por un camino ambicioso y ahora no renuncia a nada. Conscientes de la exigencia que ello supone, sus jugadoras saben que en partidos como el de hoy no se puede tropezar y menos ante un rival que se encuentra en una posición «relativamente cómoda, pero que lo va a querer liquidar cuanto antes», dijo ayer Natalia Arroyo, en alusión a la permanencia.

Para la entrenadora es un alegría ver las caras de felicidad de sus jugadoras entre semana. «Que el equipo esté conectado y con ganas nos está ayudando, hace que vivamos los partidos de esa manera hasta que se consigue y la gente se vacía», detalló, destacando a su vez que lo único que le ocupa es el partido de hoy y no lo que venga. «Si jugamos con la calculadora, vamos a especular y es algo que no hemos hecho ni sabríamos hacer. Tenemos que hacer nuestro camino y saldrá. Es lo que nos ocupa, en resolver los tres partidos en casa y los dos fuera», apuntó.

Alcanzados dos tercios y medio de competición, queda el sprint final. La ilusión es máxima en el equipo. «Estamos con muchas ganas, porque tenemos esto muy cerquita y queda un último esfuerzo –insistió–. Llegamos con energía para sumar los tres puntos que nos acerquen. Hasta que no sea matemático, tenemos que entrenar bien».

Después de superar la visita a Huelva, en el que «hubo muchas cosas buenas y tuvimos un nivel alto en el desempeño defensivo», llega a Zubieta el Madrid CFF, el siguiente escollo para el equipo revelación de la liga. Un rival que «ha hecho ajustes, se ha movido mucho en el mercado invernal. Es una referencia, hay jugadoras que te pueden marcar la diferencia. Si les das vida van a seguir metidas en el partido, son competitivas y desde la maniobra tienen la capacidad de destrozarte la estructura defensiva», anotó la entrenadora catalana.

Ganar y alcanzar los 59 pasa a su juicio por «defender como equipo, en ser capaces de minimizar el impacto de ellas», además de estar con el colmillo afilado en ataque.

Arroyo espera que Zubieta presente «un llenazo como hasta ahora» en un partido en el que no podrá contar con Iraia, Cecilia y Adriana. Tampoco con Emma e Iris Arnaiz, las dos últimas en sumarse «por unos problemas musculares». Las demás no pretenden levantar el pie del acelerador hasta que las estrellas iluminen en lo alto de Zubieta.