Real Sociedad femenina

Al Bayern se le empieza a ganar contra el Betis

La Real Sociedad recibe al cuadro bético en Zubieta a partir de las 18.00 y Natalia Arroyo recuerda que «el objetivo prioritario es la Liga» en un intento de aparcar la Champions

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

san sebastián. La Real vuelve hoy a la realidad de la Liga en Zubieta en medio de los dos partidos de la eliminatoria de Champions contra el Bayern de Múnich, uno el martes pasado (0-1) y la vuelta el próximo jueves en Alemania. El contexto sirve en bandeja la tentación de relativizar el partido de esta tarde, aunque la entrenadora txuri-urdin, Natalia Arroyo, dejó ayer claro que de eso nada. Primero, porque las sensaciones previas a la cita europea serán las que deje el compromiso de hoy. Y segundo porque, mirando más a largo plazo, será la competición doméstica la que posibilite que en el futuro las realistas vuelvan a disfrutar de una competición continental.

Lo tiene claro la técnica y también las jugadoras. «Después de cada partido, en el vestuario hacemos el cierre y hablamos de lo que nos llega. Las futbolistas son las primeras en verbalizar que nos tenemos que agarrar a la Liga, el objetivo prioritario. Sabemos que todo punto que te dejas donde no tenías que dejarte o donde no has estado con los cinco sentidos, luego lo pagas», explicó ayer Arroyo. Añadió, además, que «la mejor manera de pensar en la remontada de Múnich es hacer un buen partido contra el Betis y generar muchas ocasiones ante la portería contraria».

Tampoco confeccionará la alineación pensando en la Champions «porque de martes a sábado ha habido margen suficiente como para que el duelo contra el Bayern no nos condicione y porque de sábado a jueves también hay tiempo. Fue más complicado entre el partido contra el Villarreal y el del Bayern. No vamos a andar midiendo y mirando. Tenemos que seguir aprovechando cada partido para seguir preparándonos y para intentar gestionar todas las variables de esta plantilla. Para seguir ajustando».

Mucha competencia

El Betis viene de perder el primer partido de Liga, pero la entrenadora está segura de que «tenemos que volver a jugar un partido serio y ordenado si queremos ganar. El Betis, con sus buenas individualidades, te puede dejar desubicado. Es un equipo que intenta tener el balón, con jugadoras potentes en posiciones de ataque. Debemos estar atentas a las vigilancias, seguir con la agresividad defensiva, estar muy sacrificadas, también tener paciencia y manejar los tiempos».

La entrenadora reconoce que está contenta con la competencia interna. «Hay algo de las jugadoras de decir aquello de 'elígeme a mí'. La planificación iba en esa dirección de darnos recursos al staff, con perfiles que complementen posiciones y den soluciones entre distintas jugadoras. Eso se ha conseguido desde la configuración de la plantilla. Tenemos que entender que los méritos del entrenamiento y la competición son los que van a dar las alineaciones. Necesitamos un margen para hacernos a la realidad de que somos 23 jugadoras. Enfadarnos, recolocarnos... Es un lujo el punto en el que está el equipo».

Arroyo podrá contar con todas sus jugadoras salvo Izarne, que tiene un «esguince moderado del ligamento lateral externo del tobillo derecho». Está convencida de que el grupo va a ofrecer una buena versión porque tiene «una capacidad alta de enfocar y desenfocar. Ya empezaremos a pensar en el Bayern a partir de las 20.30 horas». Al conjunto alemán se le empieza a ganar desde esta misma tarde.