Cecilia está lesionada.

Liga F Para optar a jugar otra Champions hay que continuar por el mismo camino

La Real visita esta tarde (16.00, DAZN) al Sevilla con cansancio acumulado por el viaje a Múnich y con las bajas de Specht y Cecilia, lesionadas

Iñigo Villamía
IÑIGO VILLAMÍA

Aunque este domingo la Real vaya a disputar contra el Sevilla (16.00 horas, DAZN) la cuarta jornada de la Liga F y el tercer partido en apenas ocho días, el equipo de Natalia Arroyo arranca un nuevo camino para volver a soñar con jugar la Champions tras la eliminación en Múnich del pasado jueves. Un camino que las txuri-urdin quieren recorrer de la misma forma que el curso pasado, es decir, a paso lento pero firme para tratar de volver a ser el segundo mejor clasificado del campeonato por detrás de un imbatible Barcelona que sólo ha necesitado dos jornadas para ponerse líder. En ese caso, las txuri-urdin se codearían otra vez con las mejores plantillas de Europa.

Es cierto que la Real tiene aún cansancio acumulado porque la eliminatoria ante las alemanas les ha exigido mucho físicamente y porque los viajes han sido largos, sobre todo el de vuelta de Alemania con llegada a Donostia en la madrugada del jueves al viernes. Pero no hay excusas que valgan y la cita de hoy es una buena prueba para demostrar que esta plantilla tiene un presente prometedor y, sobre todo, que quiere recuperar las buenas sensaciones mostradas hasta la fecha.

Con cuatro de los seis puntos posibles sumados -victoria 2-0 ante el Villarreal en el debut y el empate del fin de semana pasado contra el Betis-, la Real se enfrenta a un Sevilla que todavía no ha conseguido puntuar este curso. Eso sí, lo hará con las bajas de última hora de Specht y Cecilia. La central alemana de 25 años presenta una rotura del músculo semitendinoso de la región posterior del muslo derecho, mientras que la atacante donostiarra padece una rotura del músculo recto interno del muslo izquierdo. Ambas recibirán tratamientos de fisioterapia y están pendientes de evolución.

Así las cosas, el cuadro donostiarra dispondrá de un total de diecinueve futbolistas para sumar tres puntos antes del parón por selecciones que le permitan mantenerse en la parte alta de la tabla. Su rival, que se ha reforzado, no se lo pondrá nada fácil.