Las jugadoras de la Real Sociedad han comparecido este miércoles ante la prensa en Múnich. / g.l.

Women's Champions League

Nerea Eizagirre: «Es el partido más importante del año y tenemos nuestras armas para remontar»

Natalia Arroyo y la '10' txuri-urdin han señalado que «pese a tener el resultado en contra y un rival como el Bayern de Múnich delante, tenemos nuestras armas para competir»

Mikel Calvo
MIKEL CALVO

Descaro, personalidad e ilusión. Ingredientes que las txuri-urdin han reivindicado en las horas previas al duelo que las enfrentará contra un habitual en las rondas finales de la Women's Champions League; todo un Bayern de Múnich que sufrió de lo lindo durante los segundos 45 minutos del encuentro de ida en el Reale Arena, los mejores de la Real y a los que ha aludido este miércoles Natalia Arroyo, la entrenadora txuri-urdin, porque «nos dio sensaciones de que estuvimos cerca, muy cerca». El reto es mayúsculo y Arroyo no ha dudado en tildar como una «batalla» lo que acontecerá este jueves a partir de las 19.00 horas en el FC Bayern Campus. «Será difícil», ha reconocido, «pero tenemos nuestras armas y si las volvemos a manejar bien tendremos opciones».

Las sensaciones al término de los 90 minutos del partido de hace diez días ante las germanas fue buena. Las de Alexander Straus no pudieron dominar la posesión, una de sus bazas a juicio de la entrenadora blanquiazul. En buena medida porque la presión alta de las realistas asfixió la salida de balón de las alemanas, dejándoles sólo opciones a la contra. Y esa es la dinámica que buscarán repetir las chicas en este partido de vuelta que decidirá quién pasa a la fase de grupos de la máxima competición continental. «Estuvimos con un nivel competitivo alto, el que se requiere si queremos competir contra equipos como este», ha explicado Arroyo.

La motivación no puede ser mayor y pese al empate cosechado la última jornada de Liga ante el Betis en casa, el equipo llega «bien». «Hay ganas de volver a ganar después del partido de ida», ha continuado, «sobre todo porque no terminó como queríamos. Y ese volver a ganar no es ante cualquiera. Creo que hemos preparado bien el partido. Hemos analizado lo que hicimos bien y que nos sirvió para apretar en la segunda parte».

Eso sí, el cuadro de Straus demostró en el Reale Arena que puede ser un puñal a la contra. Al igual que las realistas tuvieron opciones de empatar el encuentro, las germanas también tuvieron ocasiones para rematar la eliminatoria a través de recuperaciones y transiciones rápidas. Por eso, Arroyo ha incidido en el «peligro» que puede tener «obcecarnos con meter un gol y perder la paciencia. El Bayern es un equipo que pretende tener el control partido a través del balón y tiene mucho mérito que nosotras consiguiésemos vivir en su campo durante buena parte del primer encuentro. Si encontramos los espacios, tendremos nuestras opciones», ha subrayado.

«Solo falta el gol»

Nerea Eizagirre tampoco ha dejado nada en casa. «Me atrevería a decir que es el partido más importante del año», ha afirmado. Desde el cuerpo técnico hasta a las jugadoras, pasando por toda la comitiva que ha viajado desde San Sebastián hasta Múnich, se nota que la ilusión, mezclada con inquietud para el pitido inicial, es máxima. «Sabemos que si hacemos un partido perfecto podemos llevarnos la clasificación, aún sabiendo que tenemos un rival duro, que compite en todo los partidos y que además tiene el resultado a favor», ha asegurado la atacante tolosarra.

El gol es lo que faltó. Lo que hubiera terminado de materializar la determinación con la que las realistas dominaron buena parte del primer partido. «Si hacemos un partido parecido al que hicimos en Donostia, saldrán las cosas. Solo nos falta el gol, que es lo que nos costó el partido».

La directora deportiva de la Real femenina, Garbiñe Etxeberria, que tampoco ha querido perderse esta cita se ha mostrado confiada en poder darle la vuelta a la ronda previa de la fase de grupos de la competición continental antes de poner rumbo a tierras alemanas. «Todo lo que estamos viviendo está siendo impresionante. El resultado de Anoeta nos deja vivas y con la posibilidad de pasar a la fase de grupos de la Women's Champions League», ha asegurado Etxeberria.

«Lo que buscábamos el otro día», ha proclamado la directora deportiva, «era no irnos del partido, estar metidas y que ellas tengan que sufrirlo y les cueste. Si nos tienen que ganar o eliminar que no lo tengan fácil porque estoy segura de que daremos todo, como lo hemos demostrado muchas veces estas últimas temporadas en Liga».