Borrar
Las jugadoras de la Real, sobre el césped de La Romareda. EFE
Final de Copa

El sueño duró un suspiro

El Barça no tiene piedad y sentencia la final en un cuarto de hora ante la impotencia de las realistas

Imanol Troyano y Dani Soriazu

San Sebastián | Enviados especiales a Zaragoza

Sábado, 18 de mayo 2024, 20:52

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El sueño duró un suspiro. Cinco minutos. Fue lo que tardó Batlle en adelantar al Barcelona y poner muy cuesta a arriba la final para la Real. El conjunto txuri-urdin no tuvo opción. Se vio sometido durante los noventa minutos y fue víctima de una goleada salvaje, porque las catalanas no levantaron el pie del acelerador en ningún momento. Se vivió el peor escenario posible en La Romareda. Este Barça es mucho Barça.

La Real no pudo escapar de la lógica de la final. A la media hora de juego perdía ya 4-0, una losa imposible de remontar. Pero había que seguir jugando. Y sufriendo. El cuadro guipuzcoano lo intentó dentro de sus posibilidades, pero nunca estuvo lo suficientemente cerca de llevarse el premio del gol. Un regalo que bien hubiera celebrado el fondo sur del estadio zaragozano, el sector donde estuvo ubicado la mayor parte de la hincha blanquiazul. Los realzales no reprocharon nada a sus jugadores y no dejaron de animar pese a la crudeza del marcador. Ni en los minutos finales.

Con todo. Natalia Arroyo no se guardó nada y presentó su once de gala. La duda radicaba en saber si apostaba por una línea defensiva de cinco jugadoras, tal y como probó ante el conjunto culé en marzo en el partido liguero de Zubieta que acabó 1-7. Así fue. Arnaiz y Aparicio acompañaron a Vanegas en el eje de la zaga y la Real salió de inicio con mucha presencia de jugadoras atrás, una línea de tres en el centro del campo compuesta por Andreia, Franssi y Eizagirre, y Jensen y Amaiur arriba.

Sorprenden las dobladoras. Con ese plan de partido Natalia Arroyo buscaba acumular realistas cerca del área para crear superioridades y buscar en rápidas transiciones a las delanteras tras robo. Se daba por hecho que el balón iba a tener color azulgrana. Las catalanas desactivaron muy pronto el planteamiento txuri-urdin. Las realistas intentaron poner especial cuidado en las extremas rivales –Paralluelo y Graham–, pero descuidaron a las laterales.

Barcelona

Paños; Bronze (min. 63, Torrejón), Paredes, Engen, Batlle; Patri Guijarro (min. 55, Walsh), Aitana (min. 46, Putellas), Pina; Graham (min. 68, Brugts), Mariona y Paralluelo (min. 55, Rolfö).

8

-

0

Real Sociedad

Lete; Emma (Viles, min. 81), Apari (min. 71, Etxezarreta), Vanegas, Arnaiz (Owusu, min. 59), Bernabé (Cecilia, min. 59); Franssi, Andreia, Eizagirre; Jensen (Navarro, min. 71) y Amaiur.

  • Goles: 1-0 min. 5: Batlle recoge un rechace dentro del área. 2-0 min. 13: Paralluelo cabecea a centro de Mariona.3-0 min. 19: Graham aprovecha un despeje de Lete. 4-0 min. 26: Graham, a centro de Paralluelos. 5-0 min. 33: Batlle tras recibir de Mariona. 6-0 min. 48: Mariona, asistida por Paralluelo. 7-0 min. 52: Pina a placer. 8-0 min. 58: Mariona tras robar a Aparicio.

  • La árbitra Gil Soriano del comité extremeño, asistida por Alomán y Planes Terol.

  • Incidencias Partido celebrado en el estadio de La Romareda ante 25.617 espectadorese. La reina Letizia y la seleccionadora Montse Tomé acudieron al palco de autoridades.

Batlle ganó muy fácil la espalda de Emma y aprovechó un pase en profundidad de Pina a los cuatro minutos de juego para adentrarse en el área sin oposición y batir a Lete. Batlle sorprendió doblando por fuera y minutos después Mariona hizo lo mismo por la izquierda, en su caso por dentro, mientras Bernabé salía afuera a por Bronze, para poner un centro a la cabeza de Paralluelo que no perdonaba ante Lete.

Al plan B. El Barça sacó el rodillo muy pronto y no tenía intención de dejar de pisar el acelerador. Graham se unió al festival azulgrana por partida doble antes de llegar a la media hora de partido. Con el 4-0 en contra Arroyo decidió pasar al plan B y ajustar a sus jugadoras sobre el campo. Deshizo el sistema 1-5-3-2 y ordenó a Arnaiz a adelantar su posición al pivote. La Real pasaba así al 1-4-3-3 con la asturiana como ancla y Andreia e Eizagirre como interiores. El conjunto blanquiazul contaba así con mayor presencia en ataque al añadir a Franssi a la parcela ofensiva junto a Jensen y Amaiur, que hasta ese momento habían sido una isla en ataque.

Arrolladas. Poco le importó al cuadro barcelonés el cambio de dibujo guipuzcoano. Las azulgranas siguieron dominando a su antojo el encuentro y el quinto tanto de la tarde llegó pocos minutos después de alcanzar la media hora de juego. Otra vez Batlle. Se volvió a colar en el interior del área tras una combinación en una baldosa con Mariona. La lateral cruzó el esférico ante Lete y esta poco pudo hacer para evitar un tanto más en la cuenta de las catalanas.

Más de lo mismo tras el descanso. Giráldez añadió mas madera a su equipo tras el paso por vestuarios dando entrada a Putellas por Bonmatí, una Balón de Oro por otra, lo que muestra la magnitud del conjunto catalán. Si alguien tenía alguna ligera esperanza de que el Barça iba a apiadarse de las realistas, se equivocaba. Mariona, por partida doble, y Pina elevaron a ocho los goles de las azulgranas. La Real se desengraba corriendo hacia su portería y el guion del partido continuaba por los mismos derroteros.

Buscando la honra. Pese al correctivo que estaba sufriendo, la Real trató de encontrar el gol de la honra. Amaiur, Jensen, Nerea Eizagirre y Vanegas intentaron dar una alegría a sus aficionados, pero el Barça no estaba dispuesto a conceder nada. La legazpiarra Paredes y la guardameta Paños fueron implacables con las realistas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios