Liga Iberdrola

La Real femenina, confinada por varios casos de Covid-19, no podrá jugar el sábado en liga

Una de las jugadoras que ha dado positivo es Nerea Eizagirre, así lo ha comunicado ella en sus redes. El club ha suspendido los entrenamientos del primer equipo y del filial hasta nuevo aviso

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

La Real femenina ha suspendido sus entrenamientos hasta nuevo aviso por la presencia de varios casos de positivo en Covid-19 en su primera plantilla, si bien la medida afecta también al equipo filial por la presencia de contactos estrechos. Esta circunstancia obligará a aplazar el próximo partido de liga que el conjunto de Natalia Arroyo iba a disputar el sábado en Zubieta a partir de las 12.00 horas contra el Santa Teresa, correspondiente a la Jornada 28 de la Primera Iberdrola. El protocolo de Osakidetza establece diez días de aislamiento para las jugadoras que hayan dado negativo por haber estado en contacto con las futbolistas con resultado positivo, que deberán asimismo permanecer aisladas.

Siguiendo las medidas establecidas por la Federación Española de Fútbol, las jugadoras se han sometido hoy a pruebas para detectar la presencia del virus y ha sido en esos análisis donde se detectaron los contagios. El club ha comunicado tras conocer los resultados que «ante esta situación y actuando con la necesaria y obligatoria responsabilidad, la Real ha tomado la decisión de suspender los entrenamientos hasta nuevo aviso quedándose los dos equipos aislados en sus domicilios». Añade su comunicado que «el club txuri-urdin lamenta los inconvenientes que esta situación pueda causar, pero ha tomado la única decisión que se puede adoptar en estos casos. La prudencia y la responsabilidad deben primar ante todo».

La Real venía de formar una expedición a Sevilla el fin de semana para afrontar la jornada liguera que le enfrentaba al Betis, con resultado de 2-2 en el partido disputado el sábado. De esta manera, los miembros del staff que han convivido con las jugadoras –empezando por la entrenadora– también deberán, por precaución, aislarse. Las próximas pruebas PCR determinarán si el número de contagios aumenta.