De Añorga a Múnich

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

No les van a temblar las piernas, eso está claro. Pero la sensación será cuanto menos extraña. Como para que se les pongan los pelos de punta. Hace años daban sus primeras patadas al balón en el pequeño campo de Rezola de Añorga, en el que un saque de banda desde medio campo se convierte perfectamente en un córner con el que generar una oc

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores