Iraia Iparraguirre, Ane Etxezarreta y Maddi Torre posan en la redacción de DV. / MORQUECHO

Real Sociedad Ellas abren el camino hacia Europa

Ane Etxezarreta, Iraia Iparragirre y Maddi Torre visitan la redacción de DV tras garantizar el subcampeonato y la próxima participación de la Real en la Champions

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA San Sebastián.

El enésimo aplauso por su reciente logro se lo brinda la redacción del DV. Lo reciben con agrado en su visita a la nueva sede de Miramon Ane Etxezarreta, Maddi Torre e Iraia Iparragirre, tres de las estandartes de la histórica Real clasificada para la Champions. Se ven reflejadas primero en una foto que inmortaliza el éxito en la pantalla gigante situada en la recepción, aprecian luego la cobertura realizada por este periódico en web y papel en los monitores de la primera planta, y se se sorprenden finalmente al saber cuántos usuarios se han interesado por la información relativa a sus triunfos. Tienen la cabeza en el trabajo diario, no en su repercusión mediática.

Pero una vez acomodadas en la sede de la producción informativa de DV en sus diferentes formatos, se les pide su análisis. «Siento como que hemos hecho algo diferente que todavía no hemos asimilado. La sensación es de que hemos hecho algo grande», rompe el hielo Ane Etxezarreta. Más explícita es Maddi Torre. «Todavía no hemos pensado en esto. Nos vienen vacaciones, compromisos internacionales para algunas, y estamos saturadas mentalmente porque tener que ganar todos los fines de semana satura. Si preguntas en el vesturio, más de una no sabrá ni en qué consiste esa fase previa de Champions. No nos hemos parado a pensar qué tipo de rivales o de qué países nos vamos a encontrar».

Lo cierto es que ellas han abierto el camino europeo de la Real esta temporada. Hoy la entidad mira lo que acontece con el primer equipo sabiendo que el escudo va a estar presente pase lo que pase en la mayor competición continental de clubes con su sección femenina. La visita de las tres jugadoras al DV se produce en el tercer aniversario de la conquista de la Copa en Los Cármenes. Las tres estuvieron allí. Etxezarreta sostiene que «lo único que cambia ahora es que no hay un trofeo físico, pero es algo grande igualmente. Hacemos historia. Hace tres años no éramos favoritas y ahora, tampoco. Son dos cosas diferentes pero muy grandes».

Las capitanas disfrutaron de la visita a la redacción.

Galería. Las capitanas disfrutaron de la visita a la redacción. / MORQUECHO

Añade un matiz Iraia Iparragirre. «En el caso actual de la clasificación para la Champions está implícito el elemento de la continuidad y el trabajo de todo un año. La Copa puede decantarse en un golpe de suerte, pero el subcampeonato denota una regularidad en el tiempo». «La Copa fue algo más exitoso pero esto es más difícil», concluye Maddi.

Hay preguntas difícil de responder, pero tienen muy claro cuál es el camino que lleva a Europa. Iraia lo resume así. «Llegamos a base de persistir en el trabajo diario. Desde nuestra humildad creo que hemos trabajado diariamente bien. El trabajo lleva a muchos sitios. Y también la cohesión entre staff y jugadoras».

Con esta idea engancha Maddi pidiendo turno. «Este es el mejor equipo en el que yo he estado nunca. Porque realmente es un equipo. Si me dices define equipo, te digo la Real femenina. Por la complicidad entre nosotras, la comunión con el aficionado... Esto se traduce en rendimiento. Probablemente tenemos menos calidad que otros grupos que, seguramente, serán menos equipo».

Repasando portadas que han ido dedicadas a ellas, Ane e Iraia, que llevan siete años juntas en el primer equipo de la Real, reflexionan. «Al principio nadie sabía que jugábamos en la Real. Hoy por la calle ya saben que el fin de semana has ganado o perdido. O que estás segunda. Se ve mucho más lo que hacemos, en parte porque se hace un intento por que se nos vea, lo cual es de agradecer», afirma Ane. Así son ellas. En Champions y dando las gracias.

El domingo juegan en el Reale Arena. «Me gustaría que el equipo diese un golpe en la mesa, que el partido reafirmase todo lo bueno de la temproada y que el público disfrutara», Maddi dixit.