En fase de construcción

Mikel Merino y Willian José se funden en un abrazo tras el gol del brasileño. /ALTERPHOTOS
Mikel Merino y Willian José se funden en un abrazo tras el gol del brasileño. / ALTERPHOTOS
Axel Guerra
AXEL GUERRA
  • 1

Un partido y diferentes guiones para jugarlo

Garitano fue fiel a su librillo en Villarreal. Predicó con el ejemplo. Durante el verano había trabajado diferentes sistemas y situaciones y el encuentro en el Estadio de la Cerámica le dio la razón. Comenzó con una defensa de cuatro y acabó con otra de cinco. De inicio jugaron cuatro centrocampistas y Oyarzabl por detrás de Willian José y terminó con tres y el eibartarra y un segunda punta como Juanmi por detrás del brasileño.

  • 2

Trabajo para encontrar la solidez defensiva

Después de que la campaña pasada la Real Sociedad fuera el quinto equipo más goleado de LaLiga, un punto de mejora pasa por frenar esa sangría de goles. Garitano formó con una defensa inédita. Zaldua ha vuelto de su cesión, Llorente y Moreno solo jugaron juntos cinco partidos el año pasado y Theo no lleva ni dos semanas en Zubieta. El equipo había encajado en todos los amistosos de verano y el Villarreal logró hacerlo en su segunda oportunidad. Hay trabajo por delante.

  • 3

Willian José: él se lo guisa, él se lo come

Estaba teniendo problemas la Real para conectar con Willian José y encontrar el camino a la portería de Asenjo. Si algo había demostrado el brasileño en sus dos primeras temporadas como txuri-urdin, es que además de ser un notable goleador (34 tanto en este periodo) también es una solución para sus compañeros cuando la salida de balón no es limpia. Ayer añadió un nuevo registro. Atento a un saque de banda sin aparente peligro, inició la presión para provocar el error de Funes Mori y presentarse solo ante el portero del submarino amarillo. El de Porto Calvo no perdonó y marcó su primer gol de campaña. Letal.

  • 4

Juanmi, un seguro al primer toque

Juanmi acababa de ingresar en el terreno de juego en lugar de Pardo. Apenas llevaba algo más de un minuto sobre él cuando la presión de Illarramendi provocó un error en la zaga local. El balón llego a Oyarzabal para que se lo cediera al malagueño, que no se lo pensó. Golpeó el balón al primer toque para marcar el gol de la victoria. Mortal. La temporada pasada el '7' blanquiazul anotó diez tantos en LaLiga y todos menos -el primero de los dos que marcó al Atletico en Anoeta- tuvieron un denominador común que retrata a las mil maravillas cuál es su gran especialidad los goles al primer toque.

  • 5

Doce años después, tres puntos en Villarreal

Condicionado por las obras de Anoeta, el calendario había deparado al equipo blanquiazul un estreno exigente con tres partidos consecutivos a domicilio, el primero en el Estadio de la Cerámica, donde los realistas no ganaban desde 2006 Inmersos en plena remodelación del estadio y reconstrucción del equipo txuri-urdin, los de Garitano supieron penalizar los errores del rival para sumar tres puntos, que son el mejor hormigón para levantar los cimientos de un nuevo proyecto que está en fase de construcción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos