Europa League

«No hace falta motivar a los jugadores», señala Neil Lennon

El entrenador del Omonia Nicosia ha empezado su rueda de prensa señalando que «es un honor para este club jugar contra la Real, un equipo fantástico, con una gran ciudad y una gran afición detrás»

G. L.

El entrenador del Omonia Nicosia, Neil Lennon, ha empezado su rueda de prensa señalando que «es un honor para este club jugar contra la Real, un equipo fantástico, con una gran ciudad y una gran afición detrás». Se ha mostrado realista al afirmar que «sabemos que va a ser un rival muy difícil pero estamos deseando de que llegue el partido. Somos conscientes de la calidad de la Real, ya vimos lo que hicieron en Mánchester, pero perdieron el domingo y podrían tener también problemas contra nosotros. Tenemos que estar muy disciplinados y concentrados y cuando tengamos el balón, saber jugar rápido. Contra el Sheriff no jugamos como debíamos pero no merecimos perder 0-3. Lo que pasa es que la calidad que hay delante es la que es, y podemos sufrirlo con la Real. Estamos en un grupo que podría ser tranquilamente de Champions».

El míster irlandés quiere sacar partido «al factor psicológico de los jugadores. No hace falta motivarles. Lo que tenemos que hacer sobre todo es ser más rápidos en el último tercio y demostrar las cualidades que sabemos que tenemos».

Día especial para Yuste

Junto al míster ha comparecido Héctor Yuste, jugador de Cartagena que milita en el Omonia. Ha afirmado que «para mí va a ser un día especial porque vienen mis padres tras un largo viaje en coche, porque la Real es un club grande y porque conozco este estadio y tiene un ambiente espectacular. Cuando juegas en Chipre sabes que no es fácil acceder a este tipo de rivales y campos. Es una oportunidad fantástica para disfrutar del fútbol pero también para tratar de obtener un resultado bueno».

Yuste ha verbalizado las esperanzas que tiene el vestuario chipriota en dar la campanada. «Sabemos del potencial de la Real pero si hemos llegado hasta aquí también es porque hemos hecho las cosas bien. Somos conscientes de que tenemos que hacerlo todo perfecto, empezando por estar muy compactos para poder pararlos».