Real Sociedad

Sin excusas, la Real Sociedad busca una victoria innegociable

Preparados. Sangalli, Juanmi, Januzaj, Héctor Moreno, Oyarzabal y Aritz se ejercitan durante la sesión de entrenamiento de ayer en Zubieta. / LUSA
Preparados. Sangalli, Juanmi, Januzaj, Héctor Moreno, Oyarzabal y Aritz se ejercitan durante la sesión de entrenamiento de ayer en Zubieta. / LUSA

La Real Sociedad necesita borrar la mala imagen de Sevilla con un triunfo ante un Levante venido a menos

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

Ha llegado el momento de que la plantilla de la Real Sociedad demuestre su valía. Después de la goleada en el Pizjuán en la que encajó cuatro goles en veinte minutos, la Real Sociedad tiene una oportunidad inmejorable de reconciliarse con sus aficionados y reengancharse a la pelea europea. Para ello no tiene más que ganar a un Levante que llega como el segundo peor equipo del campeonato en el último tercio liguero, en el que solo ha sido capaz de sumar nueve puntos y ganar dos partidos.

Después de firmar una primera mitad de competición muy floja hasta diciembre que le costó el cargo a Garitano, los realistas no pueden tirar por tierra la recuperación que habían apuntado con la llegada de Imanol. Porque entonces quedará claro que no es un problema de técnicos -bastantes han desfilado por Anoeta en los últimos tiempos- sino de jugadores, que en estas dos últimas temporadas están rindiendo por debajo de lo que se espera de ellos.

De la goleada del Pizjuán apenas se salvan Oyarzabal, Zubeldia, Rulli y tal vez Aritz, que le tocó salir en frío desde el banquillo en mitad del temporal. El resto puede hacer examen de conciencia para afrontar hoy cómo se merece un partido de Primera División que deben ganar sí o sí. Porque hace tiempo que el comodín de las excusas se agotó.

Aceptaremos el argumento de que perder ante el Atlético y el Sevilla es comprensible porque tienen más presupuesto que nosotros. El doble en el caso sevillista y cuatro veces más en el colchonero. No hay más que decir. Pero en el caso opuesto esta lógica no funciona igual. Entonces resulta que la Primera es muy competitiva y que no hay rival pequeño. Algo no me encaja...

Sin margen de error

El margen de error de la Real Sociedad se esfumó cuando equipos con menos recursos económicos como el Valladolid y el Alavés ganaron en Anoeta y otros como el Rayo, Huesca y Girona lograron empatar. Ahora solo vale ganar. El resto será verborrea y disculpas baratas. Estos jugadores deben ser conscientes de que hoy no se trata del clásico partido de viernes que abre la jornada sino de mantenerse o no en la pelea por Europa. Y todo lo que no sea vencer les descabalgaría del objetivo antes de tiempo. Un lujo que un equipo como la Real no puede volver a permitirse por segundo año consecutivo. Porque la temporada se haría larguísima.

Bajas importantes

Imanol habló claro en la rueda de prensa de ayer. Me gustó que no se refiriera a las importantes bajas que tiene sino a cómo ganar este partido. Y no poder contar con Llorente, Illarramendi, Zubeldia y Willian José no debe ser sencillo. Pero fue exigente con la plantilla y habló de elevar el nivel colectivo para superar al cuadro granota. En Sevilla se hizo responsable de demasiadas cosas cuando hubo jugadores que no estuvieron a la altura y ahora es el turno de que estos hablen sobre el césped: juegan en casa y ante un rival en marcada cuesta abajo.

La gran novedad en la convocatoria es la presencia de Ander Guevara después de que el Comité de Apelación desestimara ayer el recurso que presentó la Real ante la sanción a Zubeldia. Sin el azkoitiarra y con Illarramendi lesionado, el técnico se queda sin los dos jugadores naturales en esa posición y no sería de extrañar que hiciera debutar al pivote del Sanse. Admitió que «tiene varias alternativas para esa posición», pero reconoció que Guevara es «el jugador más específico. Le conozco bien y lo puede hacer perfectamente».

Además, tampoco es descartable que pudiera haber algún retoque en la zaga después de la fragilidad que mostró en el Pizjuán. Imanol decidió entonces cubrir la baja por lesión de Llorente con Héctor Moreno pero el rendimiento que ofreció el tándem que formó con Navas fue muy bajo. Dado que el sevillano parece intocable, podría ser que Aritz tuviese la oportunidad de formar como central con Navas. El beasaindarra contagia carácter y con las ausencias actuales la Real no anda muy sobrada de temperamento y espíritu.

En el centro del campo parece que estarán Zurutuza, que fue suplente en Sevilla, y Merino, mientras que arriba la gran novedad será el regreso al once de Januzaj después de tres semanas. En principio lo hará para formar la delantera junto a Oyarzabal y Sandro.

Más