Las excusas de los futbolistas

Un jugador del Celta se quejó del césped de Anoeta en vez de hacer autocrítica, pero la Real ganó merecidamente. Ahora toca visitar al Betis, que es un muy buen equipo

Las excusas de los futbolistas
Roberto López Ufarte
ROBERTO LÓPEZ UFARTE

Hay un entrenador que siempre decía que desde que se inventaron las excusas se acabaron los fallos. Es una frase que me gusta. Lo digo porque tras el partido que la Real le ganó merecidamente al Celta, un jugador de este equipo se quejó airadamente del estado del campo. Primero lo hizo en una acción en la que, cuando encaraba a Moyá, se resbaló, perdiendo una clara ocasión de gol. Lo que hizo fue echar la culpa al césped de Anoeta. Luego se resbaló otra vez en el centro del campo y volvió a echar la culpa al estado del terreno. Al terminar el encuentro volvió a quejarse otra vez de lo mismo en una entrevista que le hicieron a pie de campo. Lo cierto es que en este partido, este jugador, que es muy bueno y a mí me gusta mucho, no estuvo a la altura de su juego y tampoco hizo acto de responsabilidad con el juego de su equipo con esas declaraciones. Echó la culpa al empedrado, como suelen hacer muchos futbolistas, en vez de hacer autocrítica a su juego y al de su equipo. Muchas veces a los futbolistas les cuesta reconocer sus fallos y yo creo que hay que ser más humilde y no buscar siempre excusas. Quizá pudo ser que no utilizara los tacos más apropiados al estado del césped, porque fue el único que se resbaló varias veces. Tampoco admitió que su equipo no hizo la lectura más adecuada del partido y perdió merecidamente. Intentó salir desde atrás con el balón, pero igual no tenía los jugadores adecuados para ello. La Real, por contra, sí leyó bien el partido. Entendió que presionando fuerte arriba en algún momento iba a llegar el fallo del contrario y así sucedió en el primer gol. Y repito. La Real ganó bien porque desde el inicio presionó con acierto y además jugó siempre con intención atacante, con un Zurutuza que lideró y dirigió al equipo. La disciplina te da libertad y lo digo porque a veces a Zurutuza se le ha tachado de indisciplina futbolística dentro del campo. La disciplina que tuvo el otro día, con Zubeldia al lado suyo, le sirvió para dirigir y liderar al equipo. Lo que vimos contra el Celta es un buen síntoma para pasar a octavos la próxima semana contra este mismo equipo. Si la Real juega igual y el Celta hace lo mismo, tenemos mucho ganado.

Saber jugar en el Villamarín

Ahora toca visitar el Villamarín, un campo en el que hay que saber jugar. Allí hay una presión muy fuerte hacia el contrario, pero también hacia el propio equipo del Betis. El aficionado bético es impaciente por naturaleza y cree que tiene que ganar los partidos desde el primer minuto de juego. Setién es un hombre al que también le gusta que su equipo juegue el balón desde atrás, pero muchas veces la afición se enfada solo por ver un pase hacia atrás. El Betis es un equipo que juega muy bien al fútbol, que corre menos riesgos que el Celta, por ejemplo, y que viene de ganar merecidamente al Olympiacos en la Europa League. Creo que la Real tendrá que jugar allí con la misma decisión de ir a por el partido que contra el Celta para tener sus opciones.#

La sinrazón de los violentos

Unos violentos dinamitaron con su sinrazón el partido de vuelta de la final de la Libertadores entre River y Boca. Es inadmisible que en Argentina se tenga miedo a ir a un campo de fútbol con un niño que quiere ver a sus ídolos. Esto es lo que más duele y la imagen dada empaña a todo el fútbol argentino, que siempre aportó a los mejores jugadores del mundo (Di Stéfano, Maradona, Messi).

Con todo el dolor de mi corazón creo que el castigo debía ser ejemplar, hasta el punto de privar a la sociedad argentina, que también tiene parte de culpa, de la final de la Copa de Libertadores. Ahora parece que se va a jugar en el Santiago Bernabéu el 9 de diciembre. Yo creo que el castigo tendría que haber sido más ejemplar.

 

Fotos

Vídeos