Un momento del pregón de Eusebio Sacristán en Serrada. / carlos espeso

Real Sociedad

Eusebio Sacristán reaparece en público como pregonero en las fiestas de un pueblo de Valladolid

En uno de sus primeros actos públicos tras su accidente de diciembre de 2020, el exentrenador de la Real Sociedad agradece las muestras de cariño recibidas durante su convalecencia

MIGUEL ÁNGEL ROCHAS

El exentrenador de la Real Sociedad Eusebio Sacristán ejerció ayer como pregonero en las fiestas de un pueblo de Valladolid, muy próximo a su localidad natal de La Seca. «Serrada es un pueblo que ha estado presente a lo largo de mi vida. Recuerdo que de niño soñaba con llegar a ser futbolista profesional . Muchos de los partidos que jugaba por aquellos tiempos en los que ya me proyectaba como jugador eran aquí, contra el equipo de vuestro pueblo», aseguró.

Eusebio Sacristán (La Seca, 1964), que lucía un magnífico aspecto pero que minutos antes de pronunciar su pregón, confesaba sentirse nervioso, tenía claro este jueves que no quería aburrir a una localidad tan cercana en lo geográfico –apenas seis kilómetros separan Serrada de su La Seca natal– y en lo sentimental a la que le vio nacer, que desde el principio quiso que su pregón de las fiestas serradeñas fuese sencillo, personal y, sobre todo, no excesivamente largo.

Por eso recurrió a sus recuerdos de infancia y de juventud ligados al pueblo que empezó las fiestas el lunes pasado y las despedirá el próximo día 22.

Por eso centró su discurso, además de en esa evocación a la patria del hombre que es la infancia, en el agradecimiento al personal sanitario por su entrega durante la pandemia. «Nos han ayudado con un esfuerzo incansable a superar todos esos momentos. Si estamos aquí volviendo a celebrar es en gran parte gracias a ellos».

Al acto acudieron, ademas de vecinos de Serrada, de La Seca, Matapozuelos y otros pueblos del entorno y una nutrida representación de alcaldes de la provincia liderados por el presidente de la Diputación, Conrado Íscar. Precisamente, fueron tantos los que quisieron saludar a Eusebio, que el pregón empezó un poco más tarde de lo previsto.

Tras agradecer al alcalde, César López, que le encargase el pregón de fiestas, el futbolista pucelano más laureado de la historia también hizo referencia a su gran proyecto vital que le ocupoa ahora, la fundación que lleva su nombre, creada en 2003 y cuya misión es favorecer la práctica deportiva entre las personas en riesgo de exclusión social. «Lo que más me llena de orgullo es que hace un par de años ña Fundación y el Ayuntamiento empezaron a colaborar con la creación de un campamento urbano en verano. Nuestro objetivo como funcación es que los niños y niñas de Castilla y León tengan la posbilidad de disfrutar de jugar junto a sus amigos y amigas».

En coma tras el accidente

Tampoco orilló Use su accidente sufrido en diciembre de 2020, que le causó un traumatismo craneoencefálico por el que estuvo en coma inducido y bajo cuidados intensivos en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid primero y en una clínica especializada después. «En este tiempo, mi familia me ha transmitido la preocupación y los mensajes de ánimo tanto del alcalde como de muchos vecinos y vecinas de Serrada. Solo puedo daros las gracias de corazón».

Para acabar, el que fuera entrenador de la Real Sociedad deseó a los serradeños «unos buenos días de fiestas, que disfrutéis todos de ellas y que a partir de este momento la alegría y el ánimo de celebración se apoderen de las calles de Serrada. Graciasa todos y vivan las fiestas de Serrada»!», concluyó el ex centrocampista del Real Valladolid, del FCBarcelona y del Celta de Vigo.