Real Sociedad

No hubo una tercera vez para la Real Sociedad

Merino se echa la mano derecha a la cabeza, ayer en el campo del Espanyol, donde la Real perdió. / PABLO ALCONADA

La Real Sociedad no entra en Europa en la última jornada como sí hizo en 2013 y 2017 | Cierra una irregular temporada en la que ha perdido muchos puntos ante los equipos de abajo y en la que el alto número de lesiones le han lastrado

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

No pudo ser. La Real Sociedad acaba la Liga en la novena plaza sin billete europeo. Escuece todavía más porque se dio la combinación que necesitaba la Real para jugar las previas de la Europa League. Ganó el Sevilla al Athletic (2-0) y si la Real hubiera hecho los deberes en su visita a Cornellá, habría terminado la Liga en la séptima plaza. Será su rival ayer, el Espanyol, el que empezará a jugar antes que nadie en verano para tratar de clasificarse para la fase de grupos de la Europa League. La Real Sociedad perdió y tuvo que ser testigo de la celebración masiva de los aficionados del Espanyol que terminó con la invasión de campo. El único consuelo para el realista, el del pobre, es que el Athletic tampoco jugará en Europa.

Antes del inicio de la jornada, la Real podía alcanzar la séptima plaza y en el peor de los casos podía ser noveno. Perdió la Real, ganaron el Sevilla al Athletic y el Valencia en el campo del Valladolid (0-2), y la irregular temporada finaliza con la Real en mitad de la tabla detrás de clubes, todos con mayor presupuesto salvo el sorpresivo Getafe y el Espanyol.

Ésta será la temporada en la que la Real Sociedad ganó al Madrid los dos partidos y en la que, otra vez, se impuso en San Mamés y en Anoeta al Athletic. También la recordaremos como la Liga en la que la plaga de lesiones llevó a hacer debutar a más canteranos que nunca y en la que se destituyó al entrenador Asier Garitano para recuperar a Imanol. Y poco más.

La Real Sociedad cumplió con el objetivo de llegar vivo a la última jornada de Liga, con opciones de entrar en puestos europeos, pero ayer no iba de mano, dependía de otros resultados, y no respondió como podía esperarse. La Real, de hecho, no estuvo en la séptima plaza en ningún momento de la tarde. Lo más cerca que la Real estuvo de Europa fue cuando el Sevilla marcó en el minuto 44 y en Cornellá se empataba a cero. Un gol de la Real le metía en la séptima plaza. El tanto lo marcó el Espanyol en el minuto 57.

El rendimiento de la Real Sociedad en Anoeta, donde solo ha sumado 27 puntos de 57 posibles, ha impedido cotas mayores

El alto número de lesiones en la Real Sociedad y el bajo rendimiento de los cedidos, en el debe. Los canteranos, lo mejor

Aunque la Real no estaba en la mejor posición, podía agarrarse a dos precedentes esperanzadores que vivió no hace tanto en los que no dependía de sí misma y, sin embargo, tuvieron un final feliz. El primero fue la consecución del cuarto puesto para la Champions League en 2013 y el segundo, la obtención del billete directo sin jugar previas para la Europa League en 2017. No hubo una tercera vez.

La Real acaba en el noveno lugar porque en su deseo de mirar de tú a tú a clubes como el Sevilla, Valencia o Betis, que esta temporada han participado en Europa, se ha olvidado de potenciar las cualidades que le permitieron ser efectivo ante los de abajo hace dos años con Eusebio y que fue lo que le garantizó acabar sexto en la clasificación.

Más

En un torneo que premia la regularidad como la Liga, ganar con frecuencia a los equipos de la segunda mitad de la tabla garantiza un botín de puntos suficiente para pelear por Europa. Pero esta temporada no lo ha logrado y ha desperdiciado un montón de oportunidades ante rivales de la zona baja. El pobre rendimiento ofrecido contra los siete clubes que han estado luchando por no descender -Girona, Levante, Celta, Valladolid, Villarreal, Rayo Vallecano y Huesca- le ha llevado a no depender de sí mismo en la última jornada. Que se hayan escapado 20 puntos ante estos rivales merece una reflexión profunda para un conjunto como el txuri-urdin que quiere pelear por Europa. Porque fallando tanto ante los débiles es imposible hacerlo. Ahí es donde se le ha ido el tren de Europa. Y, claro, en el alto número de lesionados. En cada jornada, una media de cinco jugadores ha sido baja por lesión y ese hándicap ha impedido asentar un bloque titular y por tanto asentar el rendimiento del grupo.

Flojo en Anoeta y bien fuera

A la Real Sociedad le ha lastrado los puntos que se ha dejado en Anoeta, donde solo ha sumado 27 de 57 posibles, tras siete victorias -Celta (2-1), Espanyol (3-2), Athletic (2-1), Leganés (3-0), Betis (2-1), Getafe (2-1) y Real Madrid (3-1)-, seis empates -Rayo (2-2), Girona (0-0), Sevilla (0-0), Huesca (0-0), Levante (1-1) y Eibar (1-1)- y seis derrotas -Barcelona (1-2), Valencia (0-1), Valladolid (1-2), Alavés (0-1), Atlético (0-2) y Villarreal (0-1).

En el otro lado de la balanza, los 23 puntos que ha logrado a domicilio. Es el quinto equipo que más puntos ha sacado lejos de su estadio, con seis victorias -Villarreal (1-2), Huesca (0-1), Athletic (1-3), Levante (1-3), Real Madrid (0-2) y Alavés (0-1)- y cinco derrotas. Esos registros han confirmado la progresión que viene experimentado el grupo en las últimas temporadas. Ya no es el equipo timorato lejos de Anoeta. Es uno de los aspectos positivos de esta Real.

Porque ahora, después de ver que había opciones de alcanzar puestos europeos y no lograrlo, (casi) todo se ve negro. Pero esta temporada también deja aspectos a los que agarrarse. Después de las salidas de Prieto, Agirretxe, De la Bella, Carlos Martínez, Vela, Iñigo, Yuri, Mikel, Markel o Canales, la Real Sociedad ha confirmado que el futuro es prometedor. Pocas plantillas en la Liga, quizás ninguna, tienen tantos jugadores de presente y futuro. Oyarzabal, Zubeldia, Merino, Zaldua, Gorosabel, Sola, Barrenetxea y Aritz, entre otros, están llamados a dar alegrías. Este bloque ha mostrado su compromiso con la camiseta txuri urdin cuando han venido mal dadas y ese es un tesoro que no se compra con dinero.

No habrá que reforzar mucho el equipo salvo que algún depredador nos haga una faena en verano. Lo difícil será acertar. Porque este año se ha fallado con los cedidos Sandro y Theo. Ahí la Real Sociedad no ha dado el salto de calidad.

Más sobre el Espanyol 2 - Real Sociedad 0